Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 23
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Adiós con el corazón, que con el alma....

    Esa era la letra de una vieja canción “adiós con el corazón, que con el alma no puedo/al despedirme de ti, al despedirme me muero”. España deja atrás el Mundial 2014 y nosotros licenciamos a la generación del 2008 que tanto nos ha emocionado, con la que hemos disfrutado, soñado y sentido un orgullo sano y justificado.


        En estas horas de amargura, en las que se impone un análisis frío del batacazo experimentado en Brasil, hay que evitar toda comparación o regreso al pasado, por fresco que lo sintamos. Lo único positivo de este fracaso reside precisamente en la oportunidad de tomar decisiones sin ataduras de ningún género.


       En primera instancia no sacar conclusiones del partido con el que se baja el telón, porque Australia no es un enemigo, ni siquiera un ‘sparring’ que permita otra cosa que no sea practicar la demagogia con los cambios en la alineación efectuados por Del Bosque.


       Más que para grandes descubrimientos, era un día propicio a los homenajes. Villa recibió el suyo, con gol incluido, aunque no sobrara el debido a Xavi, Iker Casillas o, quién sabe, si Xabi Alonso entre otros. Pero una vez rendido el merecido tributo, surge el debate más que obligatorio para establecer un punto de partida al que volver para reedificar el esquema de la Selección que, en su día y aunque sea cansino repetirlo, creó Luis Aragonés.


       El fenómeno tiki-taka es un estilo de juego que, como todos, se puede practicar bien o mal. Durante años funcionó perfectamente y si ahora no lo ha hecho se debe al evidente fallo de la praxis. Se puede insistir en el fútbol de toque, sólo que si no va acompañado de mayor rapidez, movimientos, solidaridad, intensidad y contundencia, se frustra. El reto para 2016 es dar con los futbolistas capaces de conservar ese carácter.  

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook