Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 05
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Abocados al naufragio

    El daño que Gabriel Cerdà le está haciendo al Mallorca ya es irreparable. Si finalmente no es capaz de propiciar la entrada de nuevo capital con mayoría suficiente, no solamente habrá mentido por enésima vez, sino que conducirá al club a una situación irreversible al borde de la liquidación que, por cierto, también han sufrido algunas de sus empresas.

    Primero dijo que no confiaba en el proyecto de Aouate porque Serra estaba detrás, después que sí porque los apoyos del israelí eran suficientemente sólidos y acreditados, y ahora ya ni se sabe cuál es la causa por la que se dilata el proceso de compraventa, con visos de freno y marcha atrás.

    No extrañaría a nadie que volviera a darle la culpa al pobler, diana fácil para todos los palos. Lo cierto es que cuando este personaje abre la boca, hay que creer todo lo contrario de lo que dice.

    Quien tiene la desvergüenza de perseguir una plusvalía que multiplica por quince su inversión y adopta una postura exigente e intransigente para que no se le escape ni un céntimo por alguna parte, aunque sólo sea posible en su enfermiza imaginación, tampoco se arruga ante la certeza de destruir al Mallorca porque, sencillamente, eso parece importarle poco.

    Sabe que el pacto de sindicación que firmó con Lorenzo Serra Ferrer y obliga a ambos, no a uno solo, invalida cualquier otra alternativa de las que le gusta presumir.

    Y tiene que conocer, porque él mismo se ha encargado de airearlo, que la realidad económica del club exige un fondo de tesorería del que carece y, a muy corto plazo, una ampliación de capital a la que difícilmente podrá concurrir.

    Solamente la locura, la prepotencia, la ignorancia o el desahogo explicarían tal modo de proceder. Mientras el Mallorca se hunde, elijan ustedes la causa.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook