Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 28
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A Oltra muerto, Carreras puesto

    El exapoderado Cerdà dio ayer una nueva prueba de su incoherencia y desconocimiento. En segundo lugar al reclamar desde el sitio equivocado el apoyo de los aficionados que ya han exigido públicamente su dimisión y, sobre todo, tras emitir un comunicado en el que renuncia a representar al club para, a continuación, chupar cámara y micro durante el acto de despedida de José Luis Oltra y el de presentación de Lluis Carreras. Por cierto que, respecto al valenciano conviene matizar algunas cosas. No ha sido el Mallorca el que le ha humillado estos últimos días, sino sus consejeros Claassen, Terrasa y Roig, en connivencia con el director general, Michael Blum. Cuatro accionistas que, pese a su condición, no representan ni al mallorquinismo ni a los mallorquinistas y a quienes igualmente cabría pedir que tomen las de Villadiego. Empezó a perder peso al permitirle al presidente entrar en el vestuario cinco minutos antes de un partido, rompiendo las reglas tácitas y sagradas en el seno de cualquier plantilla y se equivoca al vender que se va dejando al equipo a dos puntos del objetivo. El play-off no era la meta, sino el clavo ardiente al que ahora hay que agarrarse debido a sus malos resultados. Persona educada y correcta, pero decepcionante entrenador. En las salas de prensa se ha impuesto la moda de aplaudir a los futbolistas que se retiran, cambian de club o a los técnicos cesantes. No solo los comportamientos, sino incluso los sentimientos responden a los dictados de la moda. Ya puestos a regalar ovaciones, parece más consecuente compartir la ilusión del que llega, que el fracaso de aquel que se va. Los profesionales vienen y van, se quedan las instituciones. Y se equivocan quienes creen que, por muy propietarios que sean, las pueden manejar a su antojo. Claassen y sus compinches se han desenmacarado ante esta sociedad. En cuarenta y ocho horas han mostrado la patita y han perdido toda su credibilidad aunque pretendan lavar su imagen con técnicas de mercadotecnia.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook