Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 07
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SINERGIAS, TURISMO Y GASTRONOMIA

     


     

    Me llama un buen amigo para preguntarme por la inauguración del Aula, “parece que el periódico del régimen ha hecho un poco de vacío, ¿no te parece?”, me dice tan acostumbrado, por su profesión, a los juegos de cadera de cierta prensa. Un periódico que dice tener dos periodistas gastronómicos no se ha dignado enviar a ninguno. La formación no forma parte de los intereses del medio. Ni la posibilidad de que las sinergias, (“el resultado de la acción conjunta de dos o más causas, pero caracterizado por tener un efecto superior al que resulta de la simple suma de dichas causas”) de los diversos grupos interesados en que formación llegue a todos. De que el Turismo que se genere aquí sea  no solo de desastre medioambiental y destrucción del territorio.

    Dependiendo de quien sean las ideas, parecen decir con su posicionamiento, estas serán buenas o malas, tratadas o ignoradas.

    No importa. Porque la realidad es esta. Por más que la callen. Un espacio que ha nacido para hacer que la gastronomía sea más asequible y pueda ayudar a mejorar nuestra vida cotidiana. Alguien será capaz de pensar que la gastronomía no puede mejorar nuestra vida cotidiana, y que con la que está cayendo mejor sería gastar los dineros en otras cosas, pero es que aquí los dineros públicos son muy escasos, la buena voluntad de muchos hace que el Aula se mueva, y desde revitalizar un espacio como un mercado, (sin prisas, primero uno, luego iremos por los demás) hasta ayudar a que la gente  compre mejor, guise mejor, aprenda con lo que a diario se encuentra en las cocinas, en los mercados o en las tiendas especializadas. La vida es mejor si la hacemos mejor. Y los pequeños detalles, eso de que el aula no cueste dinero, ni los cursos tengan que costar barbaridades, parece que la gente de a pie lo entiende sentándose a escuchar un rato, viendo como el pastelero maneja y funde chocolate, o el cocinero abre la ostra para rodearla con una salsa que dispara desde un sifón. Y cuando llegan a casa son capaces de repetirlo, Aunque no haya sifones, porque allí, en el Aula de Cultura Gastronómica, le han explicado las otras posibilidades. Las otras sinergias culinarias que muchos no quieren ver.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook