Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 29
    Mayo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SE NOS ACUMULA EL TRABAJO

     

     

     

    Como todos los miércoles en mi “cole” toca servicio de cocina. Dos días preparando alimentos, transformándolos, para poder llegar a dar un servicio. Lo más real y semejante a un servicio de restaurante en cualquiera de los restaurantes que podemos encontrar en las geografías del mundo mundial.

    Desde hace unas semanas nos encontramos con que la ocupación de las plazas es máxima, estamos hablando de 35 comensales, que eligen entre un menú donde hay dos entradas, dos primeros, dos segundos, dos postres, y ofrecemos siempre un aperitivo compuestote tres elementos, y tres pequeños petit four. Amén de dos tipos de panes. Sé que el esfuerzo es titánico. Y que para mis alumnos el aprendizaje parece que no se ve claramente hasta que un día, casi por sorpresa, quienes están absolutamente centrados, comienzan a darse cuenta de que las cosas funcionan de una manera muy especial, clara y el desarrollo de esos servicios ofrece una luz que antes parecía no tener.

    El último trabajo lo hemos centrado sobre una de las grandes gastronomías mundiales: la cocina vasca. Así se han elaborado desde modestas Gildas, hasta complicadas Capuchinas.

    Pero además el centro donde estudiamos nos ha propuesto, para el día siguiente, un aperitivo para 80 personas, con lo que estos días se trabaja no solo para sacar adelante un evento, sino dos. De diversa característica, porque no es lo mismo un servicio de comidas que un servicio para un aperitivo, con más de 20 preparaciones distintas, saladas y dulces, que cada cosa tiene su intríngulis.

    Para crecer y formarse hay que estar dispuesto al sacrificio. Y más que dejarse llevar, hay que implicarse hasta las médulas. Las enseñanzas las conseguimos a fuerza de perseverar.

    Espero que todos estos esfuerzos tengan como consecuencia una formación amplia, rica y con sólidas bases.  Porque para enfrentarse al futuro hay que tener muy bien asimilados los tiempos del presente.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook