Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 20
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    RUTA GASTRONÓMICA ECOLÓGICA 16/25 DE ENERO



     

    Con magnífico criterio, y apoyados por “productos ecológicos Claumi” y “Bio Murcia”, cuatro locales de nuestra comunidad lanzan simultáneamente unas jornadas donde mostrar las posibilidades de los alimentos ecológicos en el campo de la alta cocina.

    Restaurante Albero, Churra, Pura Cepa y Keki taperia, con precios que van desde los 25€ hasta los 36€, ofrecen, cada uno, unos menús degustación donde podremos encontrar sugestivas propuestas, en los a veces sigue pesando más la literatura que la realidad, y la excesiva utilización de la palabra eco, innecesaria si recordamos que las propuestas vienen amparadas ya por el hecho de ECOLÒGICO que los reune, pero que presentan un abanico de posibilidades que no deberíamos dejar escapar.

    Del 16 de Enero hasta el 25, miércoles (cosa un poco incomprensible, pues podrían haber ampliado hasta el fin de semana del 28, para poder ganar algo más de público)  se podrán degustarse estos cuatro menús. Tal vez al leer los menús de los cuatro locales encontramos demasiadas semejanzas, y la desafortunada elección de dos veces el mismo producto dentro del menú propuesto (en dos de ellos).
    Si lo que queremos es hacer evidente y amplio el mundo de lo ecológico deberíamos esforzarnos en ofrecer menús que suenen muy distintos, los unos de los otros, que los productos no se pisen y se repitan, y las elaboraciones no suenen, leídos los cuatro menús, excesivamente similares.

    Pero quitando estas minucias la propuesta se presenta como interesante, divertida y que promueve una visión hacia unos productos que deberían estar siendo más usados a nivel casero o dentro del sector profesional. Porque ayudan a mejorar y mantener nuestro entorno, que a fin de cuenta somos nosotros mismos.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook