Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 26
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    RECETAS QUE EDUCAN


     

     

    Francisca Marín Ballesta es la autora del volumen “Recetas que Educan”, publicado por  Diego Marín Librero Editor. Un librito de cocina de 81 páginas donde la cocina se plantea como un medio, no como generalmente entendemos, es decir, como un fin. Un medio para que los niños sean “competentes y socialmente colaborativos”, y donde los importante serás “las acciones que se ponen en marcha durante los procesos” culinarios. Así los niños dialogaran, describirán objetos, trabajaran los aspectos lógico-matemáticos, tendrán nociones de cantidades, compararan objetos, y favorecemos las relaciones adultos-niños.

    Lástima que el libro no haga más hincapié en la concienciación medioambiental, en fomentar el consumo de lo cercano, en la importancia de la estacionalidad, en la recuperación de las tradiciones, en el valor que tienen los productores y la gran aportación de la ecología a la alimentación. Al sabor.

    Es una pena que las recetas elegidas, para pone en marcha lo que podría ser un proyecto esperanzador de educación culinaria hacia los pequeños, sean tan “envasadas”, donde el producto siempre viene mostrado en envoltorios que producirán muchos desperdicios nada naturales, y su horizonte sea siempre el supermercado, y no la huerta, el mar, o el campo.

    Si hay que aplaudir la idea de Francisca Marín  creo que  debería de haber buscado la colaboración de personal cualificado dentro de la restauración, para ofrecer una visión de que lo que comemos proviene de elementos vivos. El mercado, frente al supermercado, es un elemento que aquí no se defiende. Y si no le prestamos atención  a “lo vivo” estamos ofreciendo una culinaria “estática y muerta”.

    Libro interesante para que padres, profesores y adicionados tengan un punto de apoyo para sus trabajos educativos o de diversión. Pero no olvidemos que la educación, la cocina, tienen como base el producto vivo, fresco y sabroso, si no podemos caer en el peligroso juego de una educación culinaria de lo alejado de la naturaleza.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook