Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 05
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    MILES DAVIS


     

     

    El día 28 de septiembre de 1991 murió el músico Miles Davis. Nunca logré verlo en vivo, tal vez lo más cerca que estuve de su espíritu en directo ha sido en una actuación de Marcus Miller, bajo las estrellas. Pero trato muchos días  de escuchar su música. Sus discos se han convertido en una suerte de aguas en las que encerrarme, a veces con dolor, a veces con emociones primitivas, a veces con enorme placer, pero siempre vuelvo a ellas porque me permiten bucear en sus profundidades, en sus silencios, en sus repeticiones, en su sordina, en su sonido apenas escuchado, en su reinventarse, en su capacidad de encontrar acompañantes que serían, más tarde, nuevos puntales del jazz.

    Su voz rota impresiona. Su tenacidad para consolidarse entre semejantes es una lección de pundonor. Su formación clásica musical era bastísima. Su visión del futuro del jazz, iluminadora.
    Hay grandes creadores que me acompañan en mi vida. Pessoa y sus heterónimos. Turnes y sus etapas. Byron dentro y fuera de la página. Adriá y la invención de múltiples técnicas culinarias. Kurosawa en blanco y negro o en color. Jim Thomson y sus cínicas visiones del mundo… Pero la gran banda sonora de mi vida viene marcada por la trompeta de Davis. Por eso hoy he dejado que suene su trompeta, roja o dorada. Lo veo tocando en Viena, en una de sus últimas actuaciones (http://www.youtube.com/watch?v=6Y43wVqrckA), cansado, en un tema dramático, de espaldas al mundo, con gafas enormes que lo aíslan más de quien se acerca hasta él, dejando notas largas desde la trompeta y desde el sintetizador, y solo se me ocurre pensar en qué duro debe ser reinventarse en profundidad cada cierto tiempo, haciendo que el mundo sea más amplio. Como esos volcanes que quieren ampliar la isla del Hierro.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook