Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 24
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LAS NARANJAS DE PEDRO

     

     

    Mientras corto una de las naranjas que Pedro me regala, y la exprimo con calma, pienso en lo poco que nos cuidamos. En las sorpresas que nos llevamos.

    Pedro es un alumno mío que tiene a bien, al salir de clase, abrir el maletero de su coche azul y regalarme una o dos bolsas de las naranjas que no vende, recoge con sus manos, y se lo agradezco brindando junto a la ventana con el zumo de sus frutas.

    No nos cuidamos lo necesario. No nos damos el cariño que necesitamos. Por eso esta mañana, mientras he seleccionado las piezas, las corto sobre la madera, me acuerdo de los amigos que están con problemas de salud. Amigos y amigas que sufren y tal vez no quieran ni tengan tiempo, ni humor, de acercarse hasta las naranjas y dejarse embelesar por su aroma, por su dulzor, por su acidez amigable.

    A algunos les sorprenden las enfermedades cuando menos se los espera. De manera injusta. Y tienen que aprender a ser mejores para poder salir adelante. Cambia su vida drásticamente. Una muy querida amiga está sufriendo quimioterapia, y se ha tenido que rapar el pelo. De forma natural, con el zumo en la mano, he ido hasta el baño para rapármelo yo también. Es un gesto que sin servir para mucho me recordará estos días que ella lo está pasando como no quería pasarlo.

    Las naranjas de Pedro me hablan de fugacidad. Como John Coltrane tocando con Red Garland me llevan a pensar en que en este instante hay muchas mujeres, dice mi amigo el estadista que 40 mujeres al día reciben la noticia de que tienen cáncer, recibiendo una sorprendente noticia. Y lo único que se me ocurre es cortarme el pelo, beber zumo y pensar en qué puedo hacer para que mi amiga y todas las personas que sufren cáncer se sientan mejor para luchar a brazo partido y con mucha fuerza ante el destino.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook