Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 08
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA GUITARRILLA. LOS BELONES


     

     

    Uno de los productos  más característicos y tradicionales de la gastronomía murciana es la empanada/ empanadilla. Que bien vale para un roto o para un descosido. Como elemento de comida rápida que nos saca de un apuro, o como centro en una reunión amistosa donde no hemos querido cocinar demasiado.

    La base tradicional que solemos encontrar en la mayoría de las pastelerías de la comunidad trabaja sobre un sofrito de tomate, con la incorporación de huevo y atún. Y una mezcla donde la harina, el vino (o el agua del tomate pera) la manteca, pimentón y sal conforman la masa exterior.

    En el Guitarrilla también encontramos ésta variedad, pero creo que las más sorprendentes y las que le dan particularidad al negocio residen en dos creaciones: la rellena de  morcilla, y la rellena de cebolla y atún. En ambos caso la masa carece de pimentón, siendo una masa blanca y crujiente que protegen un relleno generoso y nada ridículo, como los que comenzamos a encontrar en otras pastelerías, donde parece que han decidido menguar los interiores de éstas piezas tradicionales, con el consiguiente desequilibrio en una pieza donde tan importante es el relleno como la masa que lo contiene.

    La singularidad y el paso adelante practicado por ésta pastelería marmenorense es una buena muestra de que sobre la tradición podemos ir añadiendo ideas y maneras que, si el resultado está logrado, amplían el espectro de nuestras tradiciones. No hay que tener miedo al futuro. Utilizar los recursos del pasado es un mensaje de valor para la tradición.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook