Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 12
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ESTADISTICAS FRENTE A PALABRAS


     

    Los datos de la campaña turística de éste verano son realmente para hacernos pensar que algo no funciona, y seriamente. “La patronal Hostemur señala que la ocupación hotelera disminuyó en agosto entre 5 y 10 puntos con respecto al mismo mes del pasado año”, recoge en un artículo la gente de “Vega Media Press”.

    Y lo más terrible es que hasta cuando podremos soportar que las palabras de los dirigentes del Turismo de esta comunidad, que se les llena la boca de promesas y de estrategias, cumplan y acierten. Cumplan llevando acabo lo que dicen, y acierten con el camino que hace que nuestra comunidad siga perdiendo un turismo que ahora más que nunca es absolutamente necesario para la subsistencia de hoteles, restaurantes, bares y lugares de recreo.

    No merece esta desorientación el trabajo que a diario realizan empresarios y trabajadores del sector. Un trabajo que no recibe las visitas que debería, porque no se  han lanzado campaña reales que atraigan, ni se han propuesto ofertas que sean competitivas frente a las del resto de comunidades.

    Pero para poder salir adelante hay que ser crítico con lo que tenemos, no solo hablar de las grandezas y maravillas que aquí tenemos, que no me cabe duda que haberlas ahílas. Y poco se trabaja en el camino de la autocrítica.

    ¿Están nuestros servicios al nivel medio exigido, encontramos en las zonas de recreo y veraneo una profesionalidad que nos haga más agradable la visita a los lugares?. ¿Son los precios los adecuados  o seguimos tirando con bomba para intentar salvar los meses invernales con solo las ganancias estivales?. ¿Es la formación la adecuada, para que la oferta sea la que se merece quien viene a visitarnos?. ¿Sabemos, a fin de cuentas, vendernos como deberíamos para dar a conocer realmente nuestra realidad?.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook