Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 08
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL PESO DE LOS GRANDES VINOS

     

     

     

    Valdefinjas es una población de la provincia de Zamora, a unos 9 kilómetros de Toro, con apenas 80 habitantes, pero con una de las bodegas que ha llegado a alcanzar lo que todos en el mundo del vino sueñan: los 100 puntos Parker.

    Hoy, sobre la mesa, tres vinos a catar: Termes 2009, Numanthia 2007 magnum y Termanthia 2008. Vinos elaborados al 100% con uva tinta de toro, granos con identidad propia, de los cuales la bodega tiene catalogados hasta 5 clones distintos en cinco terruños diversos de la D.O. Viñas de 35 años hasta viñas de 125 años, muchas de ellas prefiloxericas.

    En las catas, en la vida real, cada botella es un mundo, y de las veces que he bebido Numanthia, siempre con una lentitud respetuosa, he salido sobrecogido. En la cata de hoy, promovida por la Asociación de Sumilleres de la región de Murcia, noto, tras las explicaciones por parte del enólogo sobre todo en lo dedicado al terrero y a las uvas, cierta premura. Apenas un repaso en profundidad al momento emocionante de beber el vino y sentir lo que realmente el vino nos está dando en ese instante.

    Nadie va a poner en duda de que el tiempo de apertura de un vino favorece el desarrollo de los grandes vinos, y que las prisas son siempre malas consejeras. Tal vez por ello las dos primeras botellas, las de Termes y las de Numanthia no llegan a regalarnos todo lo esperado. Nada que decir de la expresividad y complejidad aromática del grandísimo Termanthia. Pero que quedo con un runrún en la cabeza: ¿Es necesario pagar por este vinos cerca de 100€ en distribución? Me quedo con la duda de si la emoción ha llegado hoy hasta mi corazón.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook