Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 05
    Mayo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL 25% MENOS


     

     

    Declara el señor Antonio Avilés, presidente de la FPH, eso que unos llaman Federación de Peñas Huertanas y otros Formadores de Parados de Hostelería, que este año las cuentas no les salen a sus federados, que se encuentran con que las cajas brillan menos que de costumbre, y entre lo uno y lo otro parece que la facturación final oscila en un 25% menos de los acostumbrado.

    Si éstas peñas fueran empresas privadas, donde se paga desde la seguridad social a la nóminas de los trabajadores/as, impuestos municipales o autonómicos, proveedores, y esas minucias que suponen el agua, la luz, y otras ridiculeces que a diario paga la hostelería no nómada ni trafullera, deberían de comenzar a plantearse con urgencia de que hay algo que falla en su propuesta. Que su auge, pese a la crisis o a causa de ella, muestra que ni son tan populares como quisieran ni son tan aceptadas.

    Los negocios necesitan renovarse. Si hasta el más grande de nuestros pensadores y activistas de la restauración mundial, el señor Ferrán Adriá, se mueve a ritmo de cambio, y no sólo de lo que fue durante cinco años considerado como el mejor restaurante del  mundo, sino que abre otras propuestas, las barracas, que produce cierto sonrojo las opiniones de determinados foreros ante la noticia publicado por otro diario de nuestra comunidad del descalabro económico por parte de la FPH, la barracas, digo, deberían de respirar y ser capaces de reconocer que hay que hacer planteamientos nuevos, más generosos, limpios, trabajados, verdaderamente populares y que sirvan para lo que en principio se crearon, exaltar una tierra no sólo con supuesto corazón, sino con inteligencia y sostenibilidad, y no en lo que están acabando: un esperpento del pasado, que además, está empezando a perder dinero, Y eso que no amocan todo lo que deberían amocar. Que además es un confrontamiento vergonzoso con la hostelería seria, paganini y de a diario.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook