Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 19
    Abril
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ANONIMOS Y OTROS VALIENTES ESCONDIDOS

     

     

     

    Es cierto, me gusta la polémica, la controversia, el panfleto. Pero cuando suelo escribir de gastronomía o de cualquier otra cosa tengo por costumbre dejar mi nombre y firma en mis escritos. Es la señal de quien soy y que no tengo ningún miedo de dejar expuestas mis ideas

    Desde esta columna y desde el blog DEGRASTRONOMIA dejo mis planteamientos y mis pensamientos sobre el panorama culinario. Y lo que más me sorprende es ese empeño que hay por tantos que llegan hasta aquí para decirme que no diga lo que siempre digo y que me dedique a decirlo que tal vez ellos quieren decir.

    Y me asombra mucho la capacidad de leer mal, o de insultar a escondidas que tienen los buenos comentaristas que desde la ocultación, tienen a bien, o a mal, el contestar airadamente lo que expuesto bajo firma.

    Y eso me resulta curioso, y desde luego no voy a volver a publicar uno de esos comentarios si no van acompañados de un nombre y un correo electrónico reconocible o al menos creíble, o como hacen el los periódicos, “deje usted su DNI”.

    He repetido hasta la saciedad que me gusta el diálogo, que creo que siempre puede aportar luz sobre temas aparentemente dolorosos o escondidos. Y sobre todo me parece fundamental que ante cualquier actividad originada desde el poder pueda haber una relectura por parte del pueblo que las sufren.

    Diálogo, sí, pero sabiendo con quien se habla. Porque dar lecciones de moralina escondido en las sombras, señalando el camino que tal vez ellos escogieran, es cosa que deben de hacer quien se niega a dar la cara, pero en su columna, en su blog, y desde luego con la firma y foto, para que podamos, o al menos yo pueda, saber con quien hablo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook