Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 28
    Abril
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    25 DE ABRIL. LISBOA, ZECA ALFONSO Y PESSOA

     

     

     

    No tengo remedio, es pensar en Lisboa y me quedo atorado en la ventana mirando al pasado.

     

    Como las noches en el Barrio Alto, con aquel apartamento mínimo invadido por el bullicio del verano y la sonrisa de mis cachorros tras beber sus primeros mojitos, tras soñar revoluciones pacificas de vuelta de un Rodicio, y la luz de Lisboa anochecida en el brillo de la estatua de “ese señor” que siempre me espera en A Brasileira. Siempre, ya sea navidad, primavera, verano, un fin de año sin uvas o semana santa de 600 y pensión barata. Lisboa es 25 de Abril, pero también son sardinas veraniegas caminando con Doña Carmen, son sesiones de teatro y búsqueda de Papa Açorda. Vinos blancos y decepción por la estrella michelín de ese local del que se reía el taxista. “Grandola Vila Morena” y fados. Tranvías, pastisos de nata de Belém y un bocadillo a la sombra del tiempo, AJ y Marta navegando en barcos varados, Bru haciendo como que estudiaba en el límite de una mesa diminuta.

     

    Siempre quise ser lisboeta, y casi me traigo un clavel rojo cuando tenía quince años y un viaje frustrado con aquél chileno que nos hablaba mal de Allende pero que nos enseñó la libertad de los Beach Boys.

     

    He dejado que en casa suene una y otra vez el Grandola Vila Morena, lo que debería ser el himno de un país, cantados por Zeca Alfonso, por Amalia Rodrigues. Leo su letra y siento nostalgia de una ciudad que me ha hecho tan feliz. Escribo desde el corazón del 25 de Abril, pero no sé muy bien de que año. Si pudiera, con esta lluvia, me escaparía hasta la casa del Porto y pasaría la tarde perdido entre colores caobas y añadas de vértigo. Y me iría de la mano con una estatua. Total, Don Fernando, aunque tímido, sabía divertirse entre aguardientes de cereza y heterónimos. Ofelia son todas las mujeres que amamos. Y Lisboa la ciudad de la que siempre partimos y a la que siempre quisimos llegar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook