Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Mallorca

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 20
    Abril
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    2,10 €


     

    En los dibujos y libros de Asterix, el galo, acababa siempre con la cantinela de que aquellos romanos estaban locos.

    Es más o menos la misma cantinela que acabo musitando entre dientes, con algún adjetivo cariñoso más, cuando veo la desfachatez que tienen algunos hosteleros murcianos a la hora de presentar sus cuentas.

    El plato en sí en un despropósito, cuando en realidad debería ser algo muy rico: Imaginemos una albóndiga, en la factura final pone Foie y Queso, cuando el camarero hace especial hincapié en Vacuno. Una rodajita de pan, sin tostar ni nada, sin un aderezo, sin una alegría que evite el sofocón de una albóndiga seca cubierta malamente por una capita de un queso fundido de la peor calaña.

    Estamos hablando de 348 de las antiguas pesetas pon unos 30 g de producto. Esto quiere decir, que el kilo de éste producto se está pagando a la friolera de casi a 11.000 pesetas, estamos hablando de 66 €.

    Yo no sé lo que piensan ustedes, pero cuando voy a tomar una tapa a San Sebastián, y veo un pintxos trabajados, donde hay imaginación, estética y sobre todo sabor, rara vez siento que me estén engañando. Y aquí, por línea general, es raro el lugar de tapeo que después de ver que ni hay imaginación, ni hay estética, ni desde luego sabor,  me siento profundamente estafado. Tomaduras de pelo que dañan el corazón de la cocina de picoteo de una comunidad que habla, y trata de exponerse, como un referente. Debe ser que habitamos mundos diversos, paralelos. Y el mío es siempre el del lelo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook