Blog 
current news
RSS - Blog de John Gussman

El autor

Blog current news - John Gussman

John Gussman

Sobre este blog de

Noticias de actualidad, tendencias y otros.


Archivo

  • 15
    Junio
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    actualidad Mallorca

    Lavandería en los hoteles: sácale el mayor partido

    Ser propietario o trabajador de un hotel implica muchas responsabilidades diarias, que no deben descuidarse si se quiere ofrecer el mejor servicio. En este sector, cualquier tarea se realiza a gran escala, lo que implica más atención a la hora de realizar las diferentes labores correspondientes, y, así, garantizar el buen funcionamiento del lugar. Entre todas estas labores, se encuentra una a la que hay que prestar especial atención: la higiene.

    La limpieza y desinfección es una de las cualidades más valoradas en hostelería. Mantener las habitaciones y pasillos desinfectados no es el único cometido dentro de este departamento, sino que, también hay una importante labor en la parte de lavandería, o mejor dicho, lavandería industrial. No hay que olvidar la gran carga de trabajo que esto puede suponer, ya que se trata de un sector en constante movimiento, donde cada día acude un gran número de personas. Por eso, os damos tres puntos clave con los que amenizar estas tareas y, así, sacar el mayor partido a la lavandería de tu hotel.

    Lavandería en los hoteles: sácale el mayor partido

    1. Ahorra tiempo de traslado

    Para el cuidado de la lencería para hostelería, se envían kilos de ropa a lavar cada día, lo que supone horas de limpieza y gestiones, además del tiempo que los empleados destinan a realizarlo. Para aligerar el proceso, hay que empezar desde el principio. ¿Cómo? Transportando toda esa ropa sucia en los menos viajes posibles. El uso de un carro transporte de gran capacidad facilita la labor a los empleados, a la vez que ahorra tiempo de trabajo, (que se puede destinar a otras tareas). Existen modelos, que, además de productivos, pueden ser decorativos y afines a la línea del hotel. Para ello, en El Corte Inglés División Empresas se pueden encontrar tanto diseños clásicos como modernos y atractivos.

    2. Electrodomésticos eficaces

    Lo que más se envía a las salas de lavandería en los hoteles es la ropa de cama y las toallas. Se trata de prendas que abarcan mucho espacio y deben lavarse con profundidad debido a su uso y desgaste diario. Para mantenerlas limpias y con calidad, es importante tratarlas con los productos adecuados además de utilizar electrodomésticos capacitados para este tipo de carga.

    Las lavadoras y secadoras industriales están pensadas para estar en funcionamiento durante largas horas diarias sin perder la calidad tras cada lavado. Su capacidad debe ser mayor que la de otros electrodomésticos, y, en el caso de las lavadoras, deben tener un alto rendimiento de centrifugado, y, así, acelerar el tratamiento de lavado y secado agilizando la tarea.

    Las secadoras también deben de ser de grandes dimensiones, con fuerte potencia para poder acoger el máximo número de peso. Un ejemplo podría ser la secadora Electrolux T5130, que, además, tiene un tambor reversible para reducir el enredado de las prendas grandes.

    3. Facilita el planchado

    La presentación también es esencial en este sector y nada mejor que planchar la ropa tras su lavado. Tras pasar por la lavadora y la secadora, las sábanas, manteles y toallas salen arrugadas. En este caso, solo falta una cosa por hacer que supondrá la guinda del pastel: planchar.

    Lo primero en lo que se fija un huésped al entrar en una habitación de hotel es en la cama, por eso debe estar impecable. Pero, como ya sabemos, es mucha la ropa que hay que tratar cada día y, cuanto más fácil se puedan hacer las cosas, mejor. Así que, para proceder a esta última labor, una planchadora mural no puede faltar en las salas de lavandería de los hoteles, ya que cuenta con un rodillo especial por el que se desliza la ropa y realiza el planchado a medida que va girando.

    También se puede usar un generador de vapor para las telas más grandes, así como una mesa de planchado en el caso de que se quiera perfeccionar el resultado final.

    Estos 3 pasos son fundamentales para garantizar un resultado satisfactorio, complaciendo no solo a los trabajadores, sino también a los visitantes del hotel.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook