Blog 
current news
RSS - Blog de John Gussman

El autor

Blog current news - John Gussman

John Gussman

Sobre este blog de

Noticias de actualidad, tendencias y otros.


Archivo

  • 01
    Julio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mallorca Salud alimentación desayunos

    Desayunos rápidos, como el Actimel, que nos sacarán de un apuro

    Desayunos rápidos, como el Actimel, que nos sacarán de un apuro

    El desayuno es la comida que se hace por la mañana; es decir, es la primera comida del día. Por eso se le otorga tanta importancia, pues se supone que en ella debemos tomar los alimentos necesarios para tener energía y estar bien alimentados.

    Es importante que el desayuno no sea copioso, pero tampoco debe ser excesivamente ligero, pues esto podría suponer una mala alimentación y que nos encontremos con fatiga o mareos en las horas siguientes.

    El desayuno tiene que ser lo suficientemente contundente como para no pasar hambre pero tampoco tiene que ser excesivo, ya que de este modo estaríamos consiguiendo el efecto contrario: que nos sintamos más pesados.

    Por tanto, la clave de contar con la energía y vitalidad suficiente para superar el día y realizar nuestras tareas de la manera más eficaz posible es tomar un buen desayuno. Aunque también es cierto que en muchas ocasiones nos levantamos algo más tarde de lo normal o tenemos que ocupar nuestro tiempo en otras cosas a primera hora de la mañana y no podemos realizar un buen desayuno. Por eso, hoy os presentamos cinco desayunos rápidos que nos sacarán de un apuro en más de una ocasión y que serán suficientes para afrontar el día.

    Batido de chocolate

    Nuestra primera propuesta es tomar un batido de chocolate. Éstos son muy fáciles de adquirir y además están en prácticamente todas las casas, especialmente en aquellas en las que haya niños pequeños. Los batidos de chocolate forman parte de los alimentos lácteos, al contener gran cantidad de leche. Por este mismo motivo, desayunar un buen batido de chocolate te proporcionará los nutrientes de la leche así como un gusto más dulce. Es una manera de comer un elemento básico y esencial en nuestra dieta, pero con las propiedades del chocolate. Ésta es una de las mejores opciones, pues no necesita preparación y lo podemos tomar en cualquier lugar.

    Bollo

    Otra opción para desayunar de manera rápida pero sin descuidar en exceso la alimentación es tomar algún tipo de bollo, evitando, eso sí, la bollería industrial. Muchas veces preferimos tomar algo sólido en lugar de optar por una opción líquida, y es en estos casos cuando algún bollo se puede presentar como nuestro aliado. No hablamos de bollería industrial ni de productos excesivamente grasos: será necesario con una magdalena, un croissant, un sobao… Cualquiera de estas opciones que podemos encontrar fácilmente en nuestra casa será suficiente para, al menos, aportar algo de comida a nuestro cuerpo por la mañana. Es también muy manejable y puede que, depende de la actividad que vayamos a realizar, incluso nos sea más beneficioso que un mero producto líquido.

    Leche

    Ahora, hablamos de la opción más típica y tradicional que hay: un buen vaso de leche. ¿Quién no tiene leche en el frigorífico? ¿A quién no le gusta tomar un buen vaso de leche de vez en cuando? Pues en más de una ocasión puede convertirse en un buen desayuno para esos días en los que llegamos apurados a la oficina o nuestros hijos se han retrasado de más en arreglarse para ir al colegio. La leche es el alimento lácteo por excelencia, por lo que no debe faltar en nuestra dieta. Además, aunque a priori sea de lo más sencillo, podemos combinarlo de distintas maneras para tomar leche cada vez de una forma diferente. Por supuesto, esto también va en función de los gustos. Podemos tomar un vaso de leche simple recién sacado del frigorífico; podemos calentarla un poco; podemos añadirle algo de cacao o simplemente un poco de azúcar. Como veis, hay infinidad de maneras de desayunar leche sin que se convierta en algo aburrido.

    Batido de yogur

    Siguiendo con los productos lácteos, podemos optar también por tomar algún batido de yogur. Al igual que los batidos de chocolate son una manera más original de tomar productos lácteos, añadiéndole algo de sabor. ¿Qué sería un batido de yogur? Por ejemplo, un Actimel. Estos son más espesos que la leche pues contienen, como hemos dicho, yogur. Lo bueno es que podemos elegir sabor, por lo general relacionado con la fruta. Ésta es una opción de lo más saludable, ya que en este caso en particular el producto contiene las vitaminas necesarias para fortalecer nuestras defensas. Además, como el resto, es muy fácil de transportar y de tomar en esos ratitos que tenemos libres antes de empezar nuestra jornada laboral.

    Galletas

    Por último, otra opción más sólida de desayuno podrían ser las tan tradicionales galletas. Aquí, ocurre lo mismo que con la leche: es un producto muy típico y muy sencillo a priori pero que se puede presentar de distintas maneras y sabores. ¡Comer galletas no tiene porqué ser aburrido! Las galletas son también un producto que encontraremos en cualquier hogar. Podemos elegir unas galletas de trigo de lo más normales y básicas, o elegir unas saladas, rellenas de chocolate, con chocolate blanco, dietéticas… ¡Una infinidad de sabores! Las galletas nos aportarán los nutrientes necesarios de los cereales, un elemento que tampoco puede faltar en nuestra alimentación diaria.

    Como veis, no hay excusa que valga para saltarse el desayuno, la comida más importante del día. Ya sea en formato líquido o sólido, tenemos muchas opciones entre las que elegir para darle a nuestro cuerpo la energía necesaria por la mañana.

    Todos estos productos presentan ventajas frente a los desayunos elaborados y por eso son las mejores opciones para desayunar de manera rápida en ocasiones excepcionales pero sin dejar de lado nuestra alimentación. Todas las ideas que os hemos presentado están exentas de preparación previa, por lo que podemos coger estos productos en cualquier momento y tomarlos en cualquier lugar. Además, son muy manejables, pudiéndolos coger al salir de casa, guardarlos en nuestro bolso y tomarlos al llegar a nuestro puesto de trabajo. Y lo más importante: aun sin ser desayunos altamente elaborados, te aportan los nutrientes necesarios para afrontar tu jornada laboral con energía y evitar los mareos tan innecesarios y molestos por no haberle dado a nuestro cuerpo una dosis de comida.

    A pesar de esto, no debéis olvidar que es importante intentar sacar el máximo tiempo posible para desayunar de manera correcta: con calma y contundencia. Esto son sólo ideas para casos más o menos excepcionales, en los que el tiempo no sea abundante. El desayuno es la comida más importante del día y debemos tratarlo como tal.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook