Blog 
Comprar Online
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog Comprar Online - Ana María

Ana María

Sobre este blog de Tecnologia

Blog acerca de consumo y compras a través de Internet


Intereses

Archivo

  • 15
    Junio
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Diferencias entre hipotecas variables, fijas y mixtas

    Diferencias entre hipotecas variables, fijas y mixtas

    Actualmente se pueden encontrar en el mercado un gran número de hipotecas diferentes, ya que el mercado inmobiliario está empezando a reponerse. A continuación se presentan las hipotecas variables, las hipotecas fijas y las hipotecas mixtas y se referencian las características principales de cada una de ellas.

    Las hipotecas de tipo fijo

    En primer lugar cabe reseñar que lo que caracteriza sobre todo a este tipo de hipotecas es que no tienen nada que ver con la evolución del euribor ya que los clientes que seleccionan este tipo de hipotecas pagarán siempre el mismo interés durante todo el tiempo que dure su préstamo. Aunque el euribor suba no pagarán más dinero, pero esto debe revisarse bien ya que las hipotecas variables cada vez se encuentran más baratas y es por ello que analizando el actual panorama económico es bastante probable que las hipotecas de tipo variable sean bastante más rentables, aunque como probablemente los intereses vuelvan a repuntar, las hipotecas fijas son una forma de ir sobre seguro.

    Para las hipotecas de importes más elevados se suele tender a elegir las de tipo fijo, o en algunos casos mixtos mientras para las de importes más bajos normalmente se suelen elegir otro tipo de créditos, siendo las variables las más solicitadas. Además, hasta hace bastante poco tiempo, las hipotecas de tipo fijo tenían un período de amortización mucho más corto, de entre 10 y 20 años, pero actualmente se ha ampliado incluso hasta los 30 años, incluyendo algunos intereses más elevados como contraprestación.

    Las hipotecas variables

    Las hipotecas con intereses variables son aquellas que cuentan con un tipo de interés que irá cambiando según cómo evolucione el euribor y los tipos de interés. Esta hipoteca puede bajar o subir, aunque en la actualidad los tipos de interés se encuentran con una tendencia a la baja.

    Para poder calcular estas hipotecas se calcula una TAE teórica y de esta forma, utilizando los últimos datos que se conozcan de los índices de referencia. Esto sería real del todo si estos índices permanecieran constantes pero normalmente variarán y por tanto el TAE real finalmente será diferente en función del aumento o la bajada de los tipos de interés.

    En la actualidad, y teniendo en cuenta que el Euribor está muy bajo sin duda se trata de una de las opciones más interesantes ya que se considera que el tipo de interés permanecerá en estos mínimos durante algo más de tiempo, aunque si se quiere ir sobre seguro siempre será más interesante recurrir a un tipo de préstamo con intereses fijos, pero teniendo en cuenta las condiciones que un gran número de entidades están ofreciendo últimamente sin duda este tipo de préstamos son una opción bastante más recomendable, aún teniendo en cuenta que más adelante pudieran subir los intereses.

    Las hipotecas de tipo mixto

    Este tipo de créditos están especialmente destinados en la mayoría de los casos a comprar viviendas y combinan los períodos de interés fijo con otro "variable" en el que se aplicará el euribor y el diferencial que la entidad decida añadir. El primer período fijo puede llegar a durar incluso 20 años, aunque normalmente duran 5 o 10 y después se pasará el préstamo con referencia del euribor.

    Las principales ventajas de este tipo de hipotecas son que los tipos, tanto en la primera parte fija como en la segunda variable suelen ser los más competitivos o que en muchos casos son los propios clientes los que pueden elegir cuántos años quieren pajar el interés fijo inicial, como se puede leer en hipotecasypisos.com.

    Actualmente un gran número de bancos están apostando por este tipo de hipotecas por el bajo euribor. Esto es así porque las cuotas variables son mucho más bajas mientras que las fijas y mixtas pueden proporcionarles unas ganancias mínimas durante un período de tiempo más largo.

    A la hora de seleccionar este tipo de hipotecas se debe tener en cuenta que lo más probable es que se empiece pagando una cuota más cara que la que se pagaría con una hipoteca variable, así como también se deberán revisar las comisiones, tanto las de apertura como las de compensación por riesgo de tipo de interés.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook