Blog 
Cazado en Tw
RSS - Blog de Flavia Mertehikian

El autor

Blog Cazado en Tw - Flavia Mertehikian

Flavia Mertehikian

Redactora digital y avistadora de pájaros en la red. @flaviamerteh

Sobre este blog de Sociedad

La comunidad de los 140 caracteres permite otra forma de comunicación con grandes posibilidades. Aprovechemos la ocasión, pues.


Archivo

  • 27
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A veces veo payasos

    Invasión de narices rojas y miles de tuiteros haciéndose la misma pregunta: ¿Alguien me puede explicar lo de la nariz de payaso en el avatar?

    Al parecer The Crow es el culpable: Si os preguntáis por qué lo de la nariz roja (muchos me lo decis) echadle un ojo a las imágenes recientes de @DrewTkd ‪#PayasosdeTuiter

    El inventor de la iniciativa explica que "empezó con una bobada, pero ahora es como un símbolo para reivindicar el humor en Twitter". También asegura que "sinceramente me da un poco igual que llegue a ser TT o no, mientras se propague el buen rollo".

    Y teniendo en cuenta lo mal que está todo últimamente, la idea resulta hasta necesaria. El maestro clown Jesús Jara dice que todos tenemos un payaso interior que puede desarrollarse y que a través de la nariz roja se puede entrar en otro mundo, o más bien en otra manera de ver el mundo, con ojos más inocentes pero también más abiertos. Así que, ¿por qué no? Podemos intentarlo en Twitter poniendo una nariz de payaso a nuestro avatar o en la calle probar con el siguiente ejercicio práctico:

    1.    Guarda siempre una nariz roja en la guantera del coche.

    2.    La próxima vez que entres en un atasco terrible y sientas angustia, abre la guantera y colócate la nariz.

    3.    No se trata de hacer nada. No hay que "hacer payasadas". Al contrario... Lleva la nariz con dignidad, como si fuera lo más natural. Compórtate como un conductor más. Puedes girarte para mirar a las personas que tienes a tu lado, como harías normalmente. Puedes saludarles si ellos te miran. Puedes mecerte o canturrear con la música de tu radiocassette. Incluso puedes enfadarte por el retraso. Pero siempre desde tu clown, con su sensibilidad.

    4.    Fíjate, disimuladamente, en las reacciones de los demás.

    5.    Verás como el tiempo discurre de otra manera, y que incluso eres más amable al volante. Disfruta. Y enhorabuena, porque estás haciendo un servicio público también para los demás.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook