Blog 
Brújula ambiental
RSS - Blog de Lluís Amengual

El autor

Blog Brújula ambiental - Lluís Amengual

Lluís Amengual

Redactor de medio ambiente de Diario de Mallorca

Sobre este blog de Mallorca

Medio ambiente es más que plantas y animales. Medio ambiente es más que una moda. Es geología, tecnología, es océanos, mares y ciencia . Medio ambiente es comprender lo que nos rodea.


Archivo

  • 13
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las playas con bandera azul no salen en el anuncio de estrella Damm

    Hace unos días se daba a conocer que Balears había perdido 17 banderas azules. El eco de los medios de comunicación fue importante, la mayoría de ellos lamentándose de la pérdida. Pero posiblemente los lloros se hubieran vuelto en total y absoluta indiferencia, o incluso alegría, si se supera lo que significa la concesión de una bandera azul.

    La Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC)  es la encargada de hacer entrega de banderas azules para playas y puertos deportivos. Entre otros aspectos, para su concesión se tienen en cuenta la calidad del agua, el cumplimiento de la Ley de Costas, la vigilancia en forma de socorristas, los equipamientos en playas como duchas, acceso a personas con movilidad reducida como rampas, la educación e información ambiental y buen mantenimiento y apariencia de los edificios y servicios de playa.

    Muchas de estas inversiones se deben acometer a través de los consistorios, otras a través de Demarcación de Costas o por el Govern de les Illes Balears. Y claro, estas inversiones solamente se llevan a cabo en sitios donde una demanda por parte de usuarios es importante. O dicho de otra forma, en playas masificadas.

    Lo curioso es que la gran mayoría de playas con bandera azul es que son aquellas que los mallorquines no pisaríamos jamás ni tampoco enseñaríamos a nuestros visitantes: Can Pere Antoni, Playa de Palma, Palma Nova, Sant Elm o Es Carregador. En Menorca, las de Son Bou, Cala en Porter y Cala Galdan, entre otras. Ninguna de ellas son playas que los mallorquines consideremos como de referencia. Bueno ni los mallorquines, ni ningún visitante que haya podido comparar, ni el anuncio de Estrella Damm, ni la Consellería de Turismo ni la de Medio Ambiente cuando tiene que hacer una campaña de promoción del turismo extranjero.

    La bandera azul de lo que se olvida, precisamente, es de la propia playa, de su belleza natural, de su tranquilidad que atrae a sus usuarios o de su riqueza biológica que contiene. Da igual si uno tiene que levantarse a las 6 de la mañana para coger sitio, como es el caso de las playas de Benidorm: si tiene duchas y papeleras para reciclar, pasa delante de Cala Deià, Es Caragol ambas en Mallorca y Binigaus en Menorca

    Además, ¿cuántos usuarios eligen una playa porque tenga el distintivo de bandera azul? 

    Nadie. Porque igual que tener una ISO 9001, una ISO 14001 o los editoriales del periódico, todos ellos importan a los protagonistas y no a los que pretenden llegar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook