Blog 
Brújula ambiental
RSS - Blog de Lluís Amengual

El autor

Blog Brújula ambiental - Lluís Amengual

Lluís Amengual

Redactor de medio ambiente de Diario de Mallorca

Sobre este blog de Mallorca

Medio ambiente es más que plantas y animales. Medio ambiente es más que una moda. Es geología, tecnología, es océanos, mares y ciencia . Medio ambiente es comprender lo que nos rodea.


Archivo

  • 02
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Dependiencia energética española en jaque

    Desde la entrada en vigor ayer del mal llamado céntimo sanitario, de un día para otro el combustible se ha encarecido cinco céntimos el litro. Le seguirán, seguro, el incremento del transporte público, los alimentos...

    Nuestra dependencia energética es vital. La diferencia entre importaciones y exportaciones es lo que se denomina déficit energético que, en el caso español, es superior a la media europea. Es decir, que el balance entre la energía generada en España y las importaciones es claramente negativo. A falta de yacimientos de gas o petróleo, la casi totalidad de energía que genera nuestro país proviene de fuentes renovables. Y las importaciones, en forma de gas, petróleo y carbón.

    La Unión Europea a través de la promoción de las energías renovables ha querido cubrir dos aspectos básicos: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia energética exterior. Unas fuentes energéticas fósiles que residen en países con gran inestabilidad política y social y que se ven sometidas a movimientos, casi siempre, al alza de los precios. Por tanto, las energías renovables, más allá de la importancia ambiental, lo son por un tema de seguridad nacional estratégica basada en la autosuficiencia. Una autosuficiencia que, ni por asomo hemos alcanzado.

    En cuanto a renovables, a día de hoy, el 16% de la energía consumida en España proviene del viento. Con aerogeneradores situados tanto en tierra como en mar, la energía eólica ha experimentado un incremento más que meteórico en las dos últimas décadas. Los parques eólicos, lugares que acogen los aerogeneradores, tienen que verse sometidos a estudios de impacto ambiental. Uno de los pasos imprescindibles en todo proyecto de envergadura. Consiste en un documento que analiza los pros y contras del proyecto que se quiere ejecutar. Se analizan aspectos como las emisiones atmosféricas, el ruido que generará la actividad, el consumo de materias primas... Se buscan fórmulas para la reducción de su impacto, tanto en la fase de ejecución como en la de funcionamiento. Entre todos, uno de los aspectos que se tienen en cuenta es la cuantificación del impacto paisajístico. Es decir, si la construcción de una determinada infraestructura pueda o no, suponer un impacto visual sobre el paisaje que sea irreversible. Como ya se sabe, este concepto es difícilmente cuantificable y varía con el uso y la costumbre. Sirva como ejemplo las opiniones encontradas que suscita el edificio de Gesa.

    Con la legislación en vigor en materia de estudios de impacto ambiental, muchas de las construcciones actuales no se llevarían a cabo. ¿Pasaría la Seu estudio de impacto ambiental? No ¿Y el castillo de Bellver? Tampoco. Todos ellos, en parte, por el 'impacto visual' que causan. En la misma línea están muchos parques eólicos. Un hecho que pone en jaque la suficiencia energética de España.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook