Blog 
Brújula ambiental
RSS - Blog de Lluís Amengual

El autor

Blog Brújula ambiental - Lluís Amengual

Lluís Amengual

Redactor de medio ambiente de Diario de Mallorca

Sobre este blog de Mallorca

Medio ambiente es más que plantas y animales. Medio ambiente es más que una moda. Es geología, tecnología, es océanos, mares y ciencia . Medio ambiente es comprender lo que nos rodea.


Archivo

  • 23
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A vender patrimonio público ya

    Ayer se hizo público el anuncio de José Ramón Bauzá de poner a la venta una parte del patrimonio público del Govern. Una de las cosas que llama más la atención es lo variopinto de sus propiedades: nichos, naves industriales, edificios enteros, locales, parcelas... Y esto es solo lo que se ha hecho público. Es el resultado de 30 años de amasar y amasar. De comprar sin sentido.  

    Una política que también se ha dado en el campo del medio ambiente. Todos los partidos de todos los colores y desde los inicios del estado democrático se han caracterizado por comprar fincas para hacerlas públicas. La última gran adquisición fue la finca de Planícia a principios de 2009 con una extensión de 442 y con unas casas de possessió de más de 1.000 metros cuadrados. ¿Precio? 11 millones de euros. Pero luego toca mantenerla. Una de las tareas ejecutadas en parte por el IBANAT o por Espais de Natura, ambos del Govern. Otras tareas, sacadas a concurso público para su ejecución por parte de empresas privadas, como fue el caso de la restauración del tejado de la casa que tiene la finca con un coste de más de medio millón de euros. Más tareas de mantenimiento, de conservación de los olivos, marjades...

    Pero no es un único ejemplo. Otra de las fincas, Binifaldó, en el término municipal de Escorca, el Govern se gastó 413.000 euros en mejoras de las instalaciones, entre ellas, la garantía de suministro eléctrico y permitir el acceso a personas con movilidad reducida.

    Son solo dos ejemplos.

    La política de compra de fincas se ha utilizado, oficialmente, como forma de proteger el territorio. "Como es público, alejado de las manos privadas, ya está preservado" ha sido el planteamiento hasta ahora.

    Sin embargo mantener un tejido adiposo de centros de interpretación, fincas públicas, merenderos, parques naturales, actividades y demás cuesta dinero, muchísimo dinero. Un coste que, antes de todo, debe comunicarse al usuario para que sea consciente que lo público no se mantiene 'gratia et amore' y por iluminación divina. Un coste, que sin duda alguna, debe repercutirse, aunque parcialmente, a los usuarios.

    Por tanto urge que el Govern haga un planteamiento en dos líneas: primero hacer público y dar a conocer a la sociedad qué cuesta exactamente el mantenimiento anual de cada una de las fincas públicas para conocimiento de los ciudadanos. Y la segunda, determinar qué fincas tienen un valor real para la sociedad. Y el resto, venderla. Al menos las fincas que les quedaran en el haber público estarán a la altura del valor que la sociedad les da.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook