Blog 
Brújula ambiental
RSS - Blog de Lluís Amengual

El autor

Blog Brújula ambiental - Lluís Amengual

Lluís Amengual

Redactor de medio ambiente de Diario de Mallorca

Sobre este blog de Mallorca

Medio ambiente es más que plantas y animales. Medio ambiente es más que una moda. Es geología, tecnología, es océanos, mares y ciencia . Medio ambiente es comprender lo que nos rodea.


Archivo

  • 04
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    5 de Junio: Día Mundial del Medio Ambiente

    Echando la vista atrás

     

     

    Echando la vista atrás todo es obvio, predecible. Echando la vista atrás todo el mundo veía venir el estallido de la burbuja inmobiliaria, la primavera árabe o el rescate de los países. Echando la vista atrás todo el mundo es maestro.

    Una de las herramientas que nos sirve para, precisamente, echar la vista atrás son las hemerotecas de los periódicos. Ahora, en la época de la información rápida e instantánea, de la infoxicación (neologismo que define el exceso de información que provoca intoxicación) y de la era de Internet, eso del papel parece algo de la época de las cavernas. Pero a lo que íbamos. Las hemerotecas son un fiel termómetro de la sociedad y reflejo de la misma.

     

    Empecé a escribir para Diario de Mallorca hace más de 6 años. Poco para muchos, mucho para mi. Primero en la sección de Mallorquines en el Mundo y luego en Deportes . Y un día 10 de agosto de 2008 se publicaba mi primer artículo en la sección de medio ambiente de Diario de Mallorca. Hasta hoy. 251 domingos. Casi nada.

     

    Mi primer artículo se titulaba ‘Son Real, paraíso público’ y llevaba, entre otras fotos, a cuatro expolíticos de la otrora Conselleria de Medio Ambiente.  Sinceramente, he perdido la cuenta de cuantos de ellos han sido imputados o condenados. Fiel reflejo de unos años de desenfreno.

     

    Así, desde ese lejano mes de agosto de 2008, empecé a colaborar semanalmente con dos páginas dominicales. “Un rincón humilde, pero decente”, como me dijo una vez un compañero. Domingo tras domingo, junto al reportaje, una entrevista. Da igual de quién fuera, pero siempre relacionado con el medio ambiente. Ahora resulta francamente interesante analizar qué ha pasado con todos esos proyectos e ilusiones que nutrían líneas y conversaciones de personas que querían compartir con el resto de la sociedad mallorquina sus inquietudes ambientales. Echando la vista atrás, hay de todo: asociaciones ambientales que ya no existen por la falta de fondos; empresas quebradas arrastradas por el crédito bancario; investigadores que han tenido que emigrar al extranjero al no tener salida en los centros de investigación de nuestro país; trabajadores de Consellerias a los que les han ‘amortizado la plaza’; políticos que presuntamente y no presuntamente metieron la mano en la caja; profesionales que trabajaban en otros medios de comunicación despedidos de un plumazo junto a la desaparición de los medios donde trabajaban; organismos de gran trayectoria investigadora y cultural que tuvieron que aplicar el ERE público…

     

    Sin embargo, echando la vista atrás, también hay muchos proyectos que cuajaron, que echaron sus raíces, siempre empujados por la emprendeduría (o ingenuidad) de los que los comandaban. Esa gente, esas empresas, esas asociaciones son las que subsisten a día de hoy después de este vendaval que ha supuesto y supone este maldito momento que nos ha tocado vivir llamado crisis.

     

    Echando la vista atrás, mucho ha cambiado en tan solo 5 años. El medio ambiente ha pasado de ser una prioridad a ser algo más que un apéndice. De tener Conselleria y Ministerio propios a ser el hermano pobre de otras áreas de gobierno. Ejemplos no faltan: las lánguidas Agendas 21 de los ayuntamientos, paradas; la protección y vigilancia de áreas protegidas, sin fondos; la inspección para cumplir y hacer cumplir la legislación, inexistente; la educación ambiental, ausente.

     

    Este es el reflejo, en parte, de estos cinco años. Ahora, echando la vista atrás, lo que muchos se afanaban a explicar hace años desde nuestro ‘humilde pero decente rincón’ ahora se está materializando. El medio ambiente pega fuerte y se explica con hechos. Ahora se están viendo los efectos del calentamiento global a través del retroceso del Ártico. Ahora vemos qué pasa cuando no hay un control estricto de las especies invasoras como pasa con el picudo rojo o el mosquito tigre. Ahora observamos la importancia de preservar los bosques de los incendios. Ahora somos más conscientes de la necesidad de depurar las aguas residuales para contaminar las playas que usan nuestros turistas, de gestionar correctamente los residuos, de construir de forma más sensata o de consumir alimentos de aquí en lugar de querer traerlos del otro punto del mundo en 36 horas.

     

    Y con eso hay que quedarse. Con el esfuerzo diario en explicar, en dar a conocer y a enseñar por qué la ciencia y el medio ambiente funcionan así. De las repercusiones que tienen un hecho de hoy en el futuro. De por qué hay que cuidar esto que para todos es nuestra casa. Echando la vista, las cosas no son ni tan buenas como nos parecen ahora ni tan malas como nos parecían entonces. Son, simplemente, diferentes.

     

    Feliz Día del Medio Ambiente.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook