Blog 
APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS
RSS - Blog de Francisco J Caparrós

El autor

Blog APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS - Francisco J Caparrós

Francisco J Caparrós

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN SOCIAL, EXPERTO UNIVERSITARIO EN AUTOCONOCIMIENTO, EMOCIONES Y DIÁLOGO, Y MIEMBRO DEL MOVIMIENTO SOCIOEDUCATIVO ELAUVO.

Sobre este blog de Deportes

ARTÍCULOS DE OPINIÓN


Archivo

  • 15
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Utopía

     

    Tal vez algún día, aunque presumo que nosotros, amén de nuestros hijos y nietos probablemente, no seremos testigos de ello, las sociedades se cuidarán muy mucho de dejar los asuntos públicos en manos de discapacitados emocionales. Pero hasta que ese anhelo consiga ser algo más que una quimera, con la que muchos soñamos desde hace tiempo, habrá que conformarse con las contadas muestras de sensibilidad con las que, de cuando en cuando, nuestros políticos nos sorprenden agradablemente.

    Todos sabemos que el decreto que nazca para dar un respiro a quienes se encuentran a las puertas de un desahucio, lo hará a raíz de una decisión forzada por las tristes circunstancias acaecidas durante las últimas semanas. Es más, me atrevería a decir que sólo las más trágicas de todas ellas y no otras son las que han forzado que la cámara baja tome una decisión al respecto; por otra parte, insuficiente a todas luces. Aun así, es mucho más de lo que el partido en el gobierno durante la  legislatura anterior, hizo por aquellos pobres desgraciados que se quedaron sin hogar en aquel entonces. De ahí que sorprenda tanto la recalcitrante posición que defiende ahora el Partido Socialista, durante las conversaciones que se están manteniendo a dúo con los populares y sin tener en cuenta al resto de grupos que forman el hemiciclo.

    Ignoro si para entonces, habrá que superar un test o cualquier otra prueba cuyo nivel de respuesta pueda indicar el grado de empatía con el que el aspirante a gobernar será capaz de prodigarse. Algo así, nos ahorraría muchas desafecciones a quienes tenemos la costumbre de creer en las personas. Porque lo que está claro, es que no vamos a dejar de hacerlo por sistema y a raíz de la decepción generada por unos sujetos que nos aseguraron que saldríamos de la crisis con soluciones innovadoras y lejos de la traumática situación de desarraigo social que estamos viviendo.

     

    Francisco J. Caparrós

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook