Blog 
APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS
RSS - Blog de Francisco J Caparrós

El autor

Blog APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS - Francisco J Caparrós

Francisco J Caparrós

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN SOCIAL, EXPERTO UNIVERSITARIO EN AUTOCONOCIMIENTO, EMOCIONES Y DIÁLOGO, Y MIEMBRO DEL MOVIMIENTO SOCIOEDUCATIVO ELAUVO.

Sobre este blog de Deportes

ARTÍCULOS DE OPINIÓN


Archivo

  • 27
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Por alusiones

     

    Sabemos que el Partido Popular accedió al poder sin un programa definido. Es más, me inclinaría a pensar que lo hizo sin programa de ninguna clase. La incoherencia de Zapatero en determinados temas, que acabó por confundir a la ciudadanía, y la crisis galopante que azotaría inclemente a los países más vulnerables del continente, condujeron hasta la Moncloa a un Rajoy que, en otras circunstancias, se habría quedado para vestir santos. Ahora, muchos de los que votaron por él, se están dando de bofetadas tras la boutade que cometieron entonces y de la que son perfectamente conscientes, pero llegado a este punto lo que tenemos que hacer, a mi juicio, es apechugar con las consecuencia de nuestros actos y tomar buena nota.

    Por esa razón, y de vivir en Madrid, me hubiese abstenido de personarme en los aledaños del Congreso el pasado martes, por eso y porque no estoy dispuesto a llevarme una manta de palos por culpa de decisiones equivocadas que, en cualquier caso, no he tomado yo. De ningún modo -quiero que quede muy claro- mi intención fue ponerme al lado de unos pésimos gobernantes, cada vez más alejados de las tribulaciones de quienes les colocaron en el lugar que ahora ocupan.

    Cuando no se sabe qué comunicar o, lo que es peor, si lo que se va a anunciar nos va a dejar en evidencia, la mejor alternativa es el silencio. Esa es una solución de Perogrullo, sin duda, pero que puede evitar más de una metedura de pata. Sin embargo, está visto que a Mariano Rajoy le preocupa poco su reputación de político nada resolutivo que se está forjando, día sí y otro también, desde que accedió a la jefatura del gobierno. Antes de que eso ocurriese, es verdad que su modus operandi en los diferentes cargos de responsabilidad que ocupó con Aznar auguraba algo así, pero de ningún modo hasta ese punto.

     

    Francisco J. Caparrós

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook