Blog 
APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS
RSS - Blog de Francisco J Caparrós

El autor

Blog APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS - Francisco J Caparrós

Francisco J Caparrós

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN SOCIAL, EXPERTO UNIVERSITARIO EN AUTOCONOCIMIENTO, EMOCIONES Y DIÁLOGO, Y MIEMBRO DEL MOVIMIENTO SOCIOEDUCATIVO ELAUVO.

Sobre este blog de Deportes

ARTÍCULOS DE OPINIÓN


Archivo

  • 05
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Merienda de negros

     

     

    Un exceso de esnobismo, en el sentido más desdeñoso posible del anglicismo, se está viviendo estos últimos días en nuestro país con declaraciones desafortunadas de algunos miembros del gobierno, que deberían estar ocupando su tiempo en trabajar para sentar las bases de la recuperación económica en lugar de obstinarse inútilmente en ofrecer sólo una imagen de seriedad y fortaleza a los mercados, que desafortunadamente ya nadie percibe como verosímil.

    Mal que nos pese, me temo que el pescado está ya todo vendido, sólo es cuestión de tiempo que tengamos que acabar resignándonos a la cruda realidad que intentamos eludir sin éxito desde el desafortunado día en que Zapatero la negó por activa, pasiva y perifrástica, sin caer en la cuenta de que nos estaba abocando al precipicio oscuro y hondo de la recesión, sin arnés ni redes que neutralizasen semejante costalada. Pero todo eso es historia y, aunque sin duda está bien recordarlo si no queremos sucumbir de nuevo en un error de bulto semejante al que nos ha conducido hasta aquí, habrá que pensar en dejar de buscar excusas.

    Nada, salvo un acceso de presunción, puede justificar la osadía de la delegada del gobierno en Madrid reclamando la regulación urgente del derecho de reunión y manifestación, tras tildarlo de permisivo en exceso. Por fortuna  el magistrado Pedraz, exhibiendo un sentido común por encima de la media de quienes hoy en España detentan ciertas cotas  de poder, ha decidido archivar el caso.  El derecho al pataleo es lo único que les queda a quienes no estén de acuerdo con la merienda de negros en que se ha convertido  la política, de un tiempo a esta parte. Limitarlo habría terminado por erosionar, aun más si cabe,  las bases sobre las que se sostiene el vínculo entre la ciudadanía y sus representantes.

     

    Francisco J. Caparrós

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook