Blog 
APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS
RSS - Blog de Francisco J Caparrós

El autor

Blog APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS - Francisco J Caparrós

Francisco J Caparrós

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN SOCIAL, EXPERTO UNIVERSITARIO EN AUTOCONOCIMIENTO, EMOCIONES Y DIÁLOGO, Y MIEMBRO DEL MOVIMIENTO SOCIOEDUCATIVO ELAUVO.

Sobre este blog de Deportes

ARTÍCULOS DE OPINIÓN


Archivo

  • 05
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Desaire a la Llengua

     

    Empiezo a pensar que el menoscabo al idioma vernáculo de las Baleares, que coincide como es bien sabido con el de un significativo segmento de la población de Aragón, forma parte de un contubernio orquestado para eclipsar su incidencia en la vida pública de ambas comunidades. En su día y con algo menos de tiento el Caudillo ya lo intentó, aunque a tenor de los exiguos resultados alcanzados en el tiempo podríamos decir, recurriendo a una locución castiza, que se la pegó.
    Hace unos días Rudi, y meses antes Bauzá, presidentes de sendas autonomías, ambas gobernadas curiosamente por el Partido Popular, se han erigido adalides en la lucha contra un idioma arraigado, entre otros territorios, en las Islas y en Aragón, desde mucho tiempo antes que el castellano.
    Aunque no fuese así, es decir, que mis datos no resultasen del todo correctos, daría lo mismo, porque el caso es que nadie dispone de atribución suficiente como para poder decidir que utilicemos un idioma u otro en nuestras comunicaciones; de ahí que no les haya quedado otra, para lograr llevar adelante sus maquinaciones, que recurrir a subterfugios como degradarlo, en el caso de Baleares, u optar por un rocambolesco cambio de denominación, en el de la Comunidad Aragonesa.
    Ignoro si ambas regiones serán, por fortuna para el resto de los Países Catalanes, las últimas zonas en sufrir el hostigamiento al que se las somete, pero mucho me temo que no será así. Por ahora lo único cierto es que, a pesar del empeño de algunos en cambiarlo, los bilingües seguiremos utilizando el idioma que nos resulte más cómodo para expresar lo que deseamos comunicar. Estas líneas, escritas en la lengua de Cervantes, lo atestiguan. Ejemplos así, dan una idea de hasta qué punto sólo sus usuarios tienen la llave que ha de decidir el destino, cierto o incierto, del idioma que hoy por hoy hablan más de diez millones de personas, revitalizándolo a diario, o condenándolo al estatus de lengua muerta por el que abogan algunos.
    Ni haciendo una escabechina con los catalanoparlantes, podría evitarse que nuestro idioma medrase en sendos territorios; si esa es su fortuna, claro está. Y como muestra un botón: por más aztecas que se llevase Cortés por delante, el náhuatl sigue siendo todavía hoy, incluso después de semejante carnicería, la lengua prehispánica más hablada en América Central.

    Francisco J. Caparrós

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook