Blog 
APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS
RSS - Blog de Francisco J Caparrós

El autor

Blog APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS - Francisco J Caparrós

Francisco J Caparrós

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN SOCIAL, EXPERTO UNIVERSITARIO EN AUTOCONOCIMIENTO, EMOCIONES Y DIÁLOGO, Y MIEMBRO DEL MOVIMIENTO SOCIOEDUCATIVO ELAUVO.

Sobre este blog de Deportes

ARTÍCULOS DE OPINIÓN


Archivo

  • 15
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cuidar las formas

    Los humanos somos animales sociales, qué duda cabe, pues de otra manera no habríamos llegado al privilegiado lugar donde estamos en la cadena evolutiva, con respecto al resto. Pero no tanto como lo podrían ser las abejas o las hormigas, cuyo único interés se centra en el mantenimiento de la sociedad de la que forman parte activa. Los políticos tendrían que aprender de ellas y, en lugar de mandarse mensajes insolentes desde sus escaños, trabajar más y codo con codo para que este país salga adelante.

    Sentados en un lugar tan venerable, los parlamentarios no pueden permitirse el lujo de ser soeces. Abstraerse hasta ese punto del entorno donde están instalados, es la peor afrenta hacia quienes con sus sufragios les han puesto allí. Dudo mucho que ningún votante de Andrea Fabra, por muy recalcitrante que este sea, apruebe una conducta tan irrespetuosa como, por otra parte, humanamente cognoscible.

    Comprensible porque, además de sociales, también se nos puede denominar animales culturales, lo que viene a decir que no podemos dejar a un lado nuestras propias motivaciones individuales; al margen de la comunidad, si ello es preciso, para sacarlas adelante. Eso sucede más a menudo de lo que nos podamos imaginar, y además no es un comportamiento exclusivo de los políticos conservadores sino de todo el arco parlamentario.

    La cultura, que atribuye un significado a la interacción social y la regula, también programa mentalmente al colectivo para distinguirse de aquellos que no pertenecen a él. Mientras ese tipo de posturas no se exacerbe, no parecen representar peligro alguno para la paz social. Como educador social, me interesa más profundizar en la clase de valores que se le han transmitido a la parlamentaria desde la infancia, y que a primera vista denotan, ciertamente, una preocupante falta de empatía; virtud indispensable a poseer por el gestor público que quiere gobernar para todos.

     

    Francisco J. Caparrós

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook