Blog 
APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS
RSS - Blog de Francisco J Caparrós

El autor

Blog APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS - Francisco J Caparrós

Francisco J Caparrós

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN SOCIAL, EXPERTO UNIVERSITARIO EN AUTOCONOCIMIENTO, EMOCIONES Y DIÁLOGO, Y MIEMBRO DEL MOVIMIENTO SOCIOEDUCATIVO ELAUVO.

Sobre este blog de Deportes

ARTÍCULOS DE OPINIÓN


Archivo

  • 05
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Crisis, What crisis?

     

    De acuerdo con los teóricos del movimiento humanista, en lo que concierne a los asuntos que afectan directamente a la salud, la educación y la dignidad de las personas, aspectos fundamentales que encontramos en la base del desarrollo humano, debemos ser todo lo escrupulosos que nos sea posible. Cualquier decisión que se tome al respecto debería estar avalada científicamente por cuantos más estudios mejor. Dejar estos temas al albur de las ocurrencias, tanto de inspiración laica como religiosa, es una insensatez que nos puede acabar costando muy caro.
    Ese es, hoy por hoy, el panorama que se vislumbra para el futuro de la sociedad española. Porque, si en otras épocas se perpetraron numerosas injusticias en nombre de la fe, también hoy se cometen excesos, aunque bajo el influjo del vellocino de oro. Hemos pasado, no ya del teocentrismo al egocentrismo, sino directamente al egoísmo puro y duro. La situación que estamos experimentando en la actualidad, tampoco difiere tanto de las de antaño: de hecho, son lo mismo. Son lo mismo porque a esta crisis, como tantas otras, no hay quien se la crea.
    Lo que están padeciendo unos, los más, y oteando en el horizonte otros, los menos, más que a los efectos de un derrumbe económico, parece responder a una crisis de valores, pero no religiosos sino éticos. Es por ello que presumo que la penosa situación que estamos viviendo, llegará a su fin cuando los efectos de la misma sobre quienes la padecen sean ya del todo irreversibles. Entonces, la economía comenzará de nuevo a repuntar, no sin antes haber puesto en su sitio a todo aquel que había creído posible levantar el vuelo aprehendido a los valores de toda la vida, a saber, tesón, trabajo e ilusión, y habiéndose llevado por delante a buena parte de la clase media de este país.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook