Blog 
APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS
RSS - Blog de Francisco J Caparrós

El autor

Blog APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS - Francisco J Caparrós

Francisco J Caparrós

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN SOCIAL, EXPERTO UNIVERSITARIO EN AUTOCONOCIMIENTO, EMOCIONES Y DIÁLOGO, Y MIEMBRO DEL MOVIMIENTO SOCIOEDUCATIVO ELAUVO.

Sobre este blog de Deportes

ARTÍCULOS DE OPINIÓN


Archivo

  • 08
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Con Franco se vivía mejor?

     

     
    Andrade irrumpió en nuestra conversación con esas palabras o muy parecidas, ahora no lo recuerdo, pero lo realmente curioso del hecho es que en meses, era la primera oración inteligible que brotaba de sus labios. Hasta entonces, se había limitado a balbucir frases sin ningún significado coherente. Todas ellas elaboradas con ingredientes de primera, eso es cierto, pero que aun así no había forma de hincarles el diente.
    Sus compañeros de centro pensábamos que se las estaba ingeniando de alguna manera para llamar la atención de la nueva profesora de dibujo, una valenciana de mediana edad y entrada en carnes que paseaba un escote demasiado pronunciado para el piadoso gusto de nuestro jefe de estudios y, a la sazón, prior de la congregación. Siempre tuve la impresión de que ella era el único docente que parecía prestarle algo de interés, pues el resto del claustro había optado por ignorar aquella extraña particularidad suya. En su caso, no me importa reconocerlo, yo habría hecho lo mismo. Era la postura más inteligente, amén de cómoda, tanto para sus profesores como para el propio tutor, bien conscientes como lo eran todos de que el internado no se hallaba en disposición de correr el riesgo de perder ni a uno solo de sus alumnos. En otras circunstancias, con discentes más que de sobra en sus aulas y una florida e interminable lista aguardando, quiero decir, ya estaría en la calle.
    Los colegios de curas no estaban de moda en aquella época, habían dejado de estarlo con la muerte del dictador que gobernó este país con mano de hierro y a pelo, durante casi cuarenta años. Lo más de lo más era entonces, hasta para los reaccionarios más recalcitrantes, la educación pública, si bien la caterva de medios progresistas, nacidos al amparo de la constitución que desplazó meses antes a la carta de derechos vigente hasta entonces, se obstinase en reprocharles su repentina e interesada adhesión.
     

     

    Francisco J. Caparrós

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook