Blog 
APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS
RSS - Blog de Francisco J Caparrós

El autor

Blog APÓCRIFOS CARPETOVETÓNICOS - Francisco J Caparrós

Francisco J Caparrós

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN SOCIAL, EXPERTO UNIVERSITARIO EN AUTOCONOCIMIENTO, EMOCIONES Y DIÁLOGO, Y MIEMBRO DEL MOVIMIENTO SOCIOEDUCATIVO ELAUVO.

Sobre este blog de Deportes

ARTÍCULOS DE OPINIÓN


Archivo

  • 16
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A favor de las ONG´s y contra los recortes sociales

     

     

    Ignoro si alguno de los que estamos especialmente sensibilizados por los temas de índole social imaginaba, ni por asomo, hasta qué punto podían llegar a degradarse algunos contextos de un tiempo a esta parte. Ahora ya no cabe duda, la cruda realidad nos ha pillado a todos a contrapelo y con ínfima capacidad para reaccionar. Eso ha sido lo peor, tal vez, que el ejecutivo no encontrase oposición tenaz desde el primer instante que decidió coger, unilateralmente y sin contar con nadie, el toro de la crisis por los cuernos. Desde entonces la situación del país se ha ido agravando paulatina e inexorablemente, hasta llegar a un punto en el que parece que ya no hay marcha atrás.

    Después de analizado este extremo de la cruda realidad, a uno le queda la sensación de que a nuestros gobernantes les preocupa menos el escenario de imperiosa necesidad por la que puedan pasar cientos de miles de españoles, que lo que nos imponga una canciller alemana que cuenta en su haber con la proeza de lograr, en poco menos de ocho años y sin demasiadas estridencias, lo que el Führer no consiguió en más de doce a golpe de obús: tener a la vieja Europa rendida bajo sus pies.

    Ahora más que nunca, pues, son necesarias todas y cada una de las organizaciones no gubernamentales que quieran trabajar para devolver, en la medida de lo posible, la dignidad de aquellos a los que las corrientes neoliberales dominantes han relegado al sufragio de la beneficencia, en el mejor de los casos. Pero para ello necesitan nuestro apoyo, económico y también moral, pero sin olvidarnos del físico, aquel que podemos ofrecer todos sin que nos cueste más que una pequeña parte del tiempo que malgastamos en actividades que no nos reportan más beneficios que los puramente hedónicos.

    Francisco J. Caparrós

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook