Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 03
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Visto Carolina Herrera

    No todo el mundo ha reparado en que voy vestido de Carolina Herrera en la foto que ilustra esta sección, el único toque de clase de la imagen. Lo hice a conciencia, para forzar una reacción de la marca por el descrédito que esta columna deplorable suponía para su prestigio. Prácticamente lo había olvidado, y ya sólo veo ahí arriba a un señor “avinagrado”, en memorable adjetivo de mi abuela. Viene esto a cuento de que el jueves más reciente paseaba por delante de una tienda palmesana de CH, porque es lo más cercano al lujo que puedo permitirme. Un empleado perfectamente engalanado me examinó de arriba abajo, como si fuera un pordiosero, con la energía visual suficiente para empujarme a la acera opuesta. Pude entrar y comprar un artículo para neutralizar la humillación, pero abdiqué hace tiempo de los gestos hollywoodienses. Agaché la cabeza y seguí mi camino a ninguna parte.
    Ahora ustedes imaginan que ya conocen el resto del artículo. Toca una moraleja sobre lo predispuestos que estamos a creer en la eficacia de nuestros uniformes, aunque me curé de esta presunción la primera vez que hace años denuncié un bache, que sigue ahí. Podríamos continuar por la fiereza del impulso colonial, que puede hacerte sentir como un extraño en la única geografía que reconoces, y que marca tu identidad por mucho que te disguste –tu geografía y tu identidad–.
    Pues no, el desenlace resulta todavía más enrevesado. El personal de CH ignora, y nadie puede culparles, que la auténtica Carolina Herrera se deshizo en una ocasión en elogios hacia el autor de esta deplorable sección, mientras la diseñadora leía el periódico en su refugio de Formentor. Jamás lo hubiera hecho de haberme conocido, y el comentario mejoró mi ego con más intensidad que mi fortuna. La creadora destacó mi sensibilidad –imaginen el estupor de sus empleados–, lo cual quiere decir que se equivocó profundamente pero nadie le demanda exactitud a un piropo ni a un insulto. En muestra de agradecimiento seguiré posando con su ropa aunque, francamente, me han disuadido de entrar a comprarla.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook