Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 15
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ´Victus´ merece esta campaña

    La embajada de España en Holanda sabotea la presentación en el Instituto Cervantes de Victus, novela publicada originalmente en español sobre la caída de Barcelona en 1714. Cuenta entre sus lectores a un tal Mariano Rajoy. En tiempos de libertades frágiles cabe exigir que, siendo injusta la persecución, se ensañe al menos con una buena causa. El vibrante libro de Albert Sánchez-Piñol se merece esta campaña en contra, que impulsará las ventas y que transmite su adrenalina a quienes escribimos episódicamente sobre las andanzas del ingeniero Martí Zuviría. La censura diplomática, que llegó al extremo de enviar a una funcionaria a cuestionar el volumen en una rueda de prensa holandesa, otorgará a su autor la inesperada categoría de Salman Rushdie del proceso catalán.

    Según es habitual en las grandes obras censuradas, disgustan a diestro y siniestro. Victus fue recibido con reticencias por el establishment catalanista. Sánchez-Piñol se muestra corrosivo con los gobernantes catalanes de la época. Tal vez esta animosidad explica que Jorge Moragas, director de gabinete del lector Rajoy, calificara la novela de "libro manipulador de la historia", sin atender al género de ficción que la ampara. De acuerdo con esta valoración y con la necesidad de censurar las inexactitudes, el PP debería apresurarse a prohibir el Quijote, que también exhibe errores manifiestos y que encima elogia sin medida a Barcelona.

    No descarto la conexión entre los ataques de Moragas a Victus y el simultáneo descubrimiento de su calidad de alentador desde la Moncloa del proceso penal contra los Pujol, que ha entorpecido al inmiscuirse burdamente. El diputado del PP se comporta como uno de los protagonistas dúplices de la novela de Sánchez-Piñol. Tal vez critica el libro porque se siente aludido, en la nómina de traidores de un relato sospechoso para todos los sectores enfrentados en 1714. Ahora bien, si el vencedor del referéndum de independencia ha sido Victus, la cultura española, catalana o universal saldrá beneficiada.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook