Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 26
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Víbora, hiena o gusano

     Otro artículo memorable con mi firma, Nadal se lesiona en su patriotismo, me ha ganado un diluvio de elogios anónimos en la red. Entre los más moderados, “víbora”, “hiena” y “gusano”, el zoológico completo del santo de Asís. Treinta años de ejercicio profesional del periodismo ofensivo me han enseñado que nada degrada tanto los insultos como su dispersión. Un individuo sobre el que recae un catálogo de improperios inconexos acaba por caernos simpático, por no hablar de la heterodoxa mezcla de bichos vertebrados e invertebrados. Sin ánimo pedagógico hacia quienes me superan ampliamente en el arte del agravio encubierto, el Diccionario recoge un término que sintetiza a las bestezuelas con o sin huesos. Sabandija, que nunca debió pasar de moda. Y que me encaja como un guante.


    ¿Por qué recibes más injurias si criticas a Nadal que a Mahoma? Porque el laicismo no ha alcanzado a las religiones fundamentales –deporte, celebridades– y porque la condición de laico no consiste en dejar a los dioses al margen, sino en creer en todos ellos. Ni Maradona sirvió de escarmiento. Siempre he pensado que la crisis económica se desencadena cuando los pobres deciden  insultarse entre ellos para defender a los ricos, pero aprovecho mi acreditada condición de gusano y víbora para recordar el comportamiento nada ejemplar del tenista mallorquín.


    En primer lugar, se vulneró la normativa del Comité Olímpico Español para nombrar abanderado a Nadal, en detrimento de otros deportistas menos poderosos. En segundo lugar, el tenista apura su condición hasta que su foto corona todos los suplementos dedicados a los Juegos. En tercer lugar, el mallorquín anuncia su lesión de último minuto, al  tiempo que se publican fotos pilotando una moto acuática en Cerdeña –dato ausente en la defensa de los zoólogos–. Por tanto, mis héroes deportivos son los regatistas que se negaron a portar la enseña usada. Y añado viperino que el tenista sólo porta la bandera de Nadal, ahora mismo mucho más poderosa que la raída bandera de España.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook