Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 13
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Una conselleria muy ocupada

    Si afronta usted la dura tarea de lidiar con un veinteañero recental, propóngale una visita inopinada a una dependencia del Govern, cualquiera de ellas. El muy indiferente se burlará de usted, no le acompañará ni a rastras, es posible incluso que le denuncie por malos tratos. Pues bien, medio centenar de mozalbetes se desplazaron sin necesidad de coacción a la conselleria de Cultura, y una vez allí actuaron con el descuido a que acostumbran en sus propias casas. Es decir, se negaron a obedecer y dejaron un reguero de desorden, aunque ninguna víctima ni el perjuicio económico que los departamentos autonómicos han infligido a los habitantes de Mallorca según numerosas sentencias. Sigo sin encontrarle atractivo a la ocupación, por lo que concluyo que entre los estudiantes se hallaba un futuro conseller. Si sale antes de la cárcel, porque la fiscalía pide un año y medio de prisión para siete de los visitantes. Hasta un total de 28 años, por encima de la mayoría de casos de corrupción.

    Una conselleria de Educación no es una central nuclear. Qué fiscal, juez o ciudadano sin graduación no tiene un hermano, hijo, sobrino o nieto encuadrable entre quienes ocuparían el edificio, mostrando así una fe en la autonomía muy superior a la que exhibe el tándem Bauzá/Gómez. La justicia exige proporción, y el solo hecho de cargar sobre un estudiante la amenaza de 500 días de cárcel supone una tortura, que ha de basarse en datos más concretos que el automatismo de los códigos.

    Casualmente, la actuación del ministerio público va en apoyo de quienes ahora gobiernan. Esta coincidencia obliga a recordar que se creó una fiscalía anticorrupción porque había otra que no lo era. Se alegará que los estudiantes armados de camisetas verdes sembraron el terror entre los funcionarios. Sin embargo, difícilmente los invasores generaron mayor desasosiego que las cacicadas, de obligado cumplimiento, que los trabajadores de una conselleria del Govern militar encajan a diario de los políticos. En todo caso, aguardemos a saber cuánta cárcel se reclama a Esperanza Aguirre. Para aquilatar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook