Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 06
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Un corrupto por cien habitantes

    Tras el nuevo pero no último escándalo del Govern del PP con otra agencia de publicidad, Balears puede presumir ya de que cuenta con un corrupto por cada cien habitantes. El apéndice minúsculo de Over Marketing aporta un centenar de afectados o infectados por la plaga, de modo que una estimación de diez mil políticos y funcionarios venales no es una cifra absurda desde la gestación de la autonomía. Por fortuna para los corruptos, la comunidad sólo tiene asignado un juez por cada diez mil residentes, hasta un centenar de magistrados. Entre los administradores de justicia hay que descontar a los eminentísimos integrantes del Tribunal Superior, que son nombrados a cambio de no condenar jamás a un aforado del PP, y que cumplen el precepto escrupulosamente.  


    Examinando las proporciones de corruptos –10.000– y de juzgadores –100–, se observa que cada juez debería encausar a un centenar de políticos venales, para erradicar definitivamente esta manifestación folklórica de Mallorca. La sola mención de la cifra resulta disparatada, cuando ya hemos exigido a los magistrados un sobreesfuerzo para que lleven a cabo las instrucciones resueltas y en curso, sin desatender las actividades criminales que compartimos con otras geografías.


    Por mucho que los tribunales se esmeren, ni siquiera se alcanzarán las mil condenas a políticos venales. La conclusión es desalentadora a fuer de realista. Más del noventa por ciento de los corruptos se escapan por la gatera, recibir sobres de empresarios es mucho más seguro que fumar. La inmensa mayoría ni siquiera serán presuntos delincuentes y podrán disfrutar sin contratiempos del dinero que han robado, pardon my French. De ahí que los políticos vigentes persistan en prevaricaciones, malversaciones y cohechos, según se demostrará así que pasen diez años. En una curiosa metáfora desarrollada con las ratas en la última película de James Bond, la esperanza radica en que los delincuentes con votos se despedacen unos a otros, multiplicando así la eficacia de las capturas. Está ocurriendo ya, vivimos una situación de cine.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook