Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 17
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tres años no es poca cárcel

    Antes de inaugurar una prisión, los altruistas holandeses invitan a familias no delincuentes a disfrutar de un fin de semana en la institución. Los voluntarios abandonan el recinto horrorizados, tras comprobar in situ el significado exacto de la privación de libertad. Sin embargo, y a raíz de las sentencias pactadas en el caso Turisme Jove, descubro que tres años de cárcel son “penas menores”. Así consta en infinidad de sesudos comentarios que pretenden moldear la opinión pública. Supongo que quienes se expresan con tan hondo conocimiento no tendrían ningún inconveniente en disfrutar de esos mil días entre rejas. Un castigo minúsculo, apenas una reconvención.

    Curiosamente, la muletilla “penas menores” surge a menudo de las mismas voces que negaban por principio, o por dinero, la existencia de una corrupción masiva en el PP. El latrocinio les parece ahora tan grave que se quejan con alaridos similares de la escasa penitencia impuesta. Bienvenidos, pero insistiremos en que una persona ha de estar muy convencida de su culpabilidad, para aceptar la entrada en la cárcel sin apostar siquiera por someterse a la contradicción de un juicio con garantías y revisión ante el Supremo.

    El periodismo insensibiliza, pero la confesión con restitución económica es la clave en la lucha contra la mafia de los políticos venales. En primer lugar, la facilidad para sellar acuerdos demuestra que los casos de robo en instituciones públicas superan a los juzgados. En segundo lugar, y dado que lo que ocurría sigue ocurriendo, la confesión siembra la desconfianza en la hermandad de delincuentes, y abre grietas para perseguirlos. Así, al día siguiente de las “penas menores”, nos enterábamos de que un condenado implica a Matas en la dirección de los manejos de Turisme Jove. Un éxito para el PP, auspiciador de un Código Penal que premia al delincuente que denuncie a otros compañeros de fechorías. A propósito, el indulto que solicitan todos los poderosos condenados es otra fórmula de negociación, ésta sí corrupta.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook