Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 17
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Todos incurren, debe ser el clima

    Mallorca importa y procrea a señalados criminales, que deben quedar fuera del presente estudio. Vamos a concentrarnos en la alarmante proporción de ciudadanos ejemplares que, en cuanto aterrizan en la isla con los objetivos placenteros de rigor, se entregan a labores que bordean la delincuencia, cometen ilegalidades urbanísticas al por mayor y acaban enredados en procedimientos penales anejos a su trayectoria insular pero ajenos a su biografía previa. Hablamos de Urdangarín, pero no sólo. El comportamiento mallorquín del yerno de los Reyes es la punta del iceberg de una conducta insular que adquiere proporciones epidémicas. Primera y precipitada conclusión, debe ser el clima.
    Un balonmanista modélico como Urdangarín, por muy barcelonista que sea, no encaja en el patrón de una investigación penal por "malversación y prevaricación". Pero tampoco es lógico que la neumática Zsa Zsa Gabor seleccionara el hotel Son Vida para largarse sin pagar, lo cual obligó a detenerla en el avión que la trasladaba a París. Y qué decir de Ana Torroja, nuestra musa tecno acusada en la isla de ahorrarse cantidades extravagantes en impuestos. John Lennon era el profeta de la paz hasta que aterrizó en Palma para secuestrar al retoño de su amada Yoko Ono. Imagine.
    Un caballero como Michael Douglas infringió tantas normas urbanísticas en s´Estaca que sólo pudo desentrañar la situación besando a Rosa Estarás. El tenista Boris Becker se apeó de su infancia perenne para cometer todo tipo de ilegalidades residenciales en Artà, su gélida compatriota Claudia Schiffer también levantó protestas en Andratx. Tras esta enumeración, el Duque de Palma Arena se halla excelentemente acompañado, y no pierde un átomo de su ringorrango aristocrático. El diagnóstico de la compulsión por alejarse de la ley conduce a establecer que en Mallorca no te sientes integrado hasta que no acaricias la corrupción. Como le susurró premonitorio Matas a la ministra de Sanidad que visitaba Son Llàtzer, "es que en Mallorca somos un poco mafiosos". Y eso se pega.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook