Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 15
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tío Toni, error no forzado

    Este mundo sería un lugar mejor si desterráramos las calamidades de producción propia, para centrarnos en las inevitables de raíz ajena. Toni Nadal encarnaba como pocos este racionalismo erasmista, del que beben otros predicadores como Pep Guardiola. El carisma del tío de Rafael Nadal nos llevó a aceptar la presunción de que el genio se cultiva. No debe ser casualidad que se proponga al entrenador del Bayern como futuro presidente de Cataluña, y que desde este mismo retal hayamos enaltecido al gurú tenístico como gobernante o merecedor de doctorados honoris causa, que resulta grotesco conceder por motivos exclusivamente musculares.

    Cuando creamos un monstruo, no podemos desentendernos de sus zarpazos. Las delirantes declaraciones de Toni Nadal, sobre la hipótesis de una capitana en el deporte de los machos, ni siquiera nos abruman por anacrónicas o casposas, sino por desobedecer las leyes de la lógica con las que el entrenador había torturado la carrera de su sobrino. Los técnicos enumerados en este artículo se han caracterizado por contraer al máximo los errores no forzados de sus discípulos, dejando el resto en manos del talento innato. A continuación, el tío de uno de los mejores deportistas de la historia se enzarza en una serie de raquetazos contra su propia cabeza, ni siquiera contra la red. Esta semana, Toni Nadal ha parecido Jerry Lewis en El profesor chiflado.

    Cedo gustoso la defensa de la condición femenina a mis aguerridas compañeras de cuarto. Me preocupa el desorden mental, que Toni Nadal considere más raro ver a una mujer entrando en un vestuario de hombres que a un niño de Manacor logrando nueve Roland Garros. En aplicación de las teorías del entrenador sobre el sexo del tenis, su sobrino nunca hubiera logrado el milagroso ascenso a la cima que nos deja boquiabiertos, cada vez que examinamos el currículum de ambos. Tal vez el mérito de un entrenador reside en que sus pupilos interioricen conductas que el maestro jamás seguiría.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook