Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 02
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Suiza no es igual para todos

    Se desploman los mitos que aligeran nuestro tránsito por el planeta. Tras la estrepitosa caída de Guardiola, se derrumba la fama de Suiza, un país inmarchitable hasta que ha aceptado entre sus inmigrantes a Cristina de Borbón. Para matizar el escándalo, Putin ha ofrecido asilo simultáneamente a Snowden. En ambos casos, se ha exigido la garantía de que los agraciados no se dedicarán en sus lugares de acogida a las disolventes prácticas que les han otorgado notoriedad en sus países de procedencia. Los infinitos comentarios que ha suscitado en España el exilio de la hija del Rey se centran en la extrañeza por el destino elegido, sin detenerse en los riesgos que asume la reputación de Ginebra.

    Cuesta conciliar la rigorosa patria calvinista con la infanta que ingresó un millón de euros a cambio de nada, en la sociedad que posee con su todavía esposo. Además, la cantidad fue recaudada explotando el apellido de la emigrante. Cuesta todavía más admitir que la hija del Rey no piensa devolver ni un euro de la cantidad extraída. Al contrario, pretende que sus generosos contribuyentes le paguen de nuevo desde España su onerosa estancia en Suiza. Y ni se imaginan lo que cuesta a quienes tenemos la constancia de que la bufonada se paga con nuestros ahorros.

    La primera opción fue Qatar, pero queda claro que España es un país demasiado corrupto para los beduinos. Suiza ha mostrado una moral más laxa. Sería el último país recomendado a quien deseara lavar su imagen y no sólo su dinero. Por tanto, cabe concluir que la corona actúa a la desesperada, para extirpar el vástago que ha puesto en peligro su continuidad hasta extremos inimaginables.

    Cristina llegará a Ginebra sin nada que declarar. Ahora bien, cabe preguntarse por la reacción popular y judicial si la señora de Bárcenas anunciara que se instala en Ginebra, para trabajar en un destacado banco y liberarse de las tensiones ajenas al escándalo protagonizado por su marido. La monarquía pervive porque todavía anula la respuesta crítica, Suiza no es igual para todos

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook