Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 05
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sobrevolar la crisis

    La crisis requiere distancia para un análisis fiable. Sin embargo, no funciona un alejamiento en horizontal, porque el colapso económico se ha propagado a todas las geografías. Para entender, hay que elevarse sobre las circunstancias del planeta. En resumen, echarse a volar. Una vez con el avión a cinco mil metros de altura, puede abordarse el experimento que permitirá evaluar la gravedad del drama. Mientras el aparato se ve sacudido por los vientos que despiden a la primavera, el pasajero agarra valerosamente el periódico por las páginas que describen la actualidad de los mercados, más tristes que las esquelas.


    La pregunta surge inmediata. Cuando usted lee sobre las perspectivas de disolución íntegra de sus ahorros, al tiempo que el útero aéreo se agita indisciplinado, ¿se impone la preocupación por la supervivencia, o dominan los residuos de codicia por el bienestar que huye? Siento comunicarles que, mientras me hundía en los insultos del FMI, el BCE, la UE y la OCDE contra España, me aislé por completo de la precariedad física que me envolvía. La conclusión es desalentadora, porque los aviones siempre llegan –según demuestra de nuevo este experimento–, pero del viaje en crisis no conocemos ni el aeropuerto de destino. En suma, la situación es tan grave como la describen los muy agoreros. Por lo menos.


    Sólo conocemos la mitad del final de esta historia. El avión se posa, la crisis se pasa. Puestos a rastrear diferencias, en la cabina del pájaro hay un comandante adiestrado, que atiende a premisas racionales y asume la responsabilidad sin descargarla sobre los indefensos pasajeros. En cambio, a nadie le sorprendería la revelación de que los últimos informes de las doctas instituciones planetarias han sido redactados por los ordenadores de a bordo, sin el concurso de humanos que se lanzaron en paracaídas en cuanto verificaron que la situación se hacía irreversible. Hoy disfrutan de un agónico daiquiri en el Caribe. Mi pensamiento viajaba hacia ellos, pese a que el avión insistía en moverse.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook