Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 19
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Salom&Manera, ‘power couple’

    Los consellers socialistas Aina Salom y Carles Manera fueron la power couple estelar de la izquierda, esa fusión de egos donde la persecución del poder supera a los vínculos conyugales. Después de ser mimado por la entonces consellera de Sanidad, la publicación de críticas sin duda viciosas me mereció una carta de su esposo, publicada íntegramente por este diario hace una década. En defensa de su mujer, Manera me atribuía crímenes que ni mi fértil capacidad delictiva hubiera sido capaz de diseñar, con la misma ferocidad que hoy utiliza Salom en las denuncias de corrupción a su ex vertidas en twitter. Sólo me querellaría contra quien dijera la verdad sobre mí  –como hacen la mayoría de denunciantes por calumnias–, pero nunca le he perdonado a Salom&Manera que su diatriba no mejorara mi ya menguado currículum entre el sexo equivocado.


    Diez años después, la power couple ha degenerado en power cuplé, que ventila su desamor en el patio de vecindad de las redes sociales. Me cuesta imaginar que Manera pueda ser peor que yo, a los ojos de la misma mujer en la que yo había pasado de ángel a diablo por criticar a Antich, que acabó a su vez harto de ella. Dado que la izquierda nunca se equivoca, concluiremos que tenían razón al reprocharme, y la conservan al reprocharse mutuamente lo que un día me reprocharon.


    Es más fácil reconciliarse con un enemigo que con un cónyuge, por lo que reanudé relaciones con los dos polos de Salom&Manera por separado, sin mencionar el incidente previo en cumplimiento de los protocolos mallorquines que ahorran los excesos emotivos ahora derramados en twitter. En lo político, cada uno de los miembros de la pareja hundió un Pacto de Progreso, tarea fácil cuando tu jefe se llama Antich. En lo personal, los rescoldos del amor queman con más fuerza que sus llamaradas de pasión. En lo íntimo, siento una pena no edulcorante ante el destino de la izquierda local, que apacigua mi conservadurismo y me recuerda que el periodismo consiste en sentarse a esperar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook