Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 04
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ronaldo, ‘ecce homo’

    Si Cristiano Ronaldo ve un billete de cien euros en el suelo, el tiempo que tarda en agacharse a recogerlo no le compensa económicamente, salvo que utilice la flexión como preparación física. El ariete ha aprendido que el dinero no da la felicidad, ahora sólo falta enseñarle que la felicidad tampoco da el dinero. Por si los millones no fueran un repelente acreditado contra la tristeza que denuncia el goleador, le acompaña además una mujer que es el producto más depurado de la química del carbono, diamantes incluidos. Ningún líder religioso puede competir con el atacante, en su poder de convocatoria de feligreses que canten sus preces. Y sin embargo, se ha convertido en el primer delantero centro celoso de su portero, en el equipo portugués llamado Real Madrid.
    No puede ganar más quien gana infinito, pero la insistencia de Ronaldo irritará a las masas que disimulaban el precio pagado a su becerro de oro. El ariete no busca con Cervantes “las riquezas sobre quienes no tienen jurisdicción los ladrones, ni la que llaman fortuna”, porque don Miguel no se refería al narcisismo sino a la sabiduría. En su último partido global, el portugués no marcó el segundo gol de la final de la Supercopa contra el Barça, sino contra el protagonismo excesivo que estaba acumulando Higuaín. Y ha llegado el momento de exponer una dolorosa constatación para los seguidores blancos. Ronaldo nunca ha sido madridista, y probablemente nunca lo será. Además, su presencia no ha mejorado ni levemente la media de títulos obtenidos por el club blanco a lo largo del último siglo.
    Messi nutre su egoísmo del Barça, Ronaldo se desenvuelve sin ningún cordón umbilical con su club ocasional. Para ascender a la divinidad, deberá atravesar el calvario. Así, el ariete que obligó a rescatar Bankia comprobará la diferencia entre la imagen que alberga de sí mismo como bellísimo Ecce Homo y la caricatura de la afición soliviantada por sus pretensiones, que restaurará su efigie siguiendo los trazos del Ecce Paquirrín de la genial artista de Borja.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook