Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 24
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Riviera Mayorca

    El propietario del Real Mallorca puede ser un fontanero inglés, un mafioso ruso o, peor, un madrileño. Sin embargo, la noticia de que Riviera Maya patrocinará al equipo ha sido recibida con tanta consternación como si se hubiera anunciado que Rafael Nadal sería el abanderado del club, dado su multitasking patriótico. Siempre atento a las esencias, me pregunto si debe autorizarse la apertura de restaurantes japoneses en la isla. O concretando, ¿puedo enamorarme de Marion Cotillard sin atentar contra los sentimientos de medio millón de mallorquinas? Además de que la distancia a México agiliza los trasvases y desvíos de capital, el tamaño de las letras en las camisetas es tan pequeño que nadie será capaz de leerlas.
      A partir de ahora se llamará Real Mayorca. Siempre fue menos que un club, el equipo está más alejado del corazón de los mallorquines que la Riviera Maya. De hecho, la noticia de que traslada su sede a México sólo provocaría leves carraspeos, y precisamente queríamos adentrarnos en la procedencia del patrocinio, antes que en la tediosa rivalidad turística. Si hace veinte años nos hubieran vaticinado que el engolado fútbol europeo sería sufragado por Latinoamérica o Kazajastán, habríamos reído de nueva gana. Somos el nuevo tercer mundo, un destino de tres estrellas.
     El Mayorca está presidido por un exconseller de Turismo y hotelero. Serra Ferrer también explota una instalación de reposo para extranjeros. Poseen el bagaje idóneo para explicar, al menguado contingente de socios que persistan en la mallorquinidad, que la Riviera Mayorca de México es tan mallorquina como s’Arenal. Se trata en ambos casos de entornos paradisiacos, homogeneizados por los mismos industriales con idéntica crudeza. ¿Por qué deberían nuestros clientes viajar a una réplica, cuando disponen del original a la mitad de horas de vuelo? En el argumento definitivo para los herederos de los fenicios, el dinero recaudado en la Riviera Maya acaba en el mismo sitio que los frutos de la industria turística mallorquina. Es decir, en las cajas fuertes de los bancos suizos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook