Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 10
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Rato, campeón de huidas

    Rodrigo Rato sale reforzado de cada derrota. Sus continuos fracasos forjan su leyenda indestructible. Es un campeón en fuga perpetua. Se cansa pronto de los juguetes millonarios, no hay cargo que le satisfaga. Nunca cumple los plazos para los que fue designado, aunque su mayor baldón sea preceder a Strauss-Kahn. De haber sido candidato el 20-N, el exdirector del FMI y expresidente de Bankia ya habría dimitido de presidente del Gobierno. En el Real Madrid, Rato sería Kaká, por citar un jugador cuyo fichaje disparatado pagarán las víctimas del banco decapitado.
    Rajoy, Cascos y Rato. Los tres vicepresidentes históricos de Aznar responden al arquetipo de bueno, feo y malo. Millones de personas desgastan el tiempo con libros de autoayuda, cuando el expresidente de Bankia demuestra que, si eres antipático, caes mejor. Los dos folios de epitafio del ex banquero se resumen en que “he desarrollado una gestión tan brillante que me voy”. El modelo Guardiola hace estragos, pero Rato alcanzó la cima al declarar como vicepresidente del Gobierno que “los precios de los pisos suben porque hay personas que los pagan”. Esta perogrullada esencial obliga a debatir por qué los jardineros se eligen por baremos más estrictos que los titulares de instituciones demasiado grandes para caer y para cumplir la ley.
    Aznar prefirió a Rajoy como sucesor, porque temía que Rato ganara las elecciones. Ahora, el eterno deseado del PP ha dejado a Bankia en una situación óptima para que sea rescatado por el resto de españoles, a 300 euros por cabeza. El expresidente del banco también tendrá que pagarlos, pero no puede hablarse exactamente de consuelo. El bofetón no va a curar a los expertos analistas, que martirizaron a la afición con su veredicto de que las entidades financieras españolas eran las más saneadas del mundo. A continuación juraron que Rato era el mejor presidente posible para Bankia. Hoy aseguran que Goirigolzarri es una bendición de los dioses para sustituirlo, aunque lo mismo afirmarían de Belén Esteban. Y así sucesivamente.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook