Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 24
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Rajoy no tiene nada que decir

    La mayor amenaza para la estabilidad democrática española es la prensa de Madrid. La única diferencia entre ellos y Dios es que Dios no cree ser uno de ellos. Insisten en llamar caso Bárcenas al caso Rajoy, cuando ni los periodistas madrileños se han atrevido a titular que "El tesorero de Messi pudo haber cometido un delito fiscal". Por lo mismo, llaman "papeles de Bárcenas" a los "papeles del PP", avalados por dos tesoreros libremente elegidos por el citado partido político. De hecho, cuando los populares contraatacan que sólo disponen de una contabilidad oficial, basta preguntarles quién la confeccionó. Dado que la autoría de los libros fetén también recae en Bárcenas, posee el mismo valor que la documentación sobre donaciones.

    A propósito, sorprende el escapismo madrileño en cuanto a la cuestión clave, si Rajoy cobró sobresueldos en negro procedentes de constructores durante largos años. Para escamotear el asunto fundamental, se despista hacia la intrascendente por diáfana financiación irregular del PP. Equivale a atrapar al hombre que asesinó a Lincoln en un teatro, y preguntarle su opinión sobre la función. Para perdonar las ganancias incalificables de todo un presidente del Gobierno, la prensa de la capital ha machacado la necesidad de que el líder del PP dé explicaciones. Bajo la apariencia de una exigencia de responsabilidades, subyace el sobreentendido de que Rajoy quedará exonerado en cuanto emita uno de sus insípidos oráculos, en la sesión que ayer anunció a un periodista rumano.

    Rajoy no tiene nada que decir. Su salvación consiste en demostrar que no se encontraba en España los días en que el PP –por vía del empleado Bárcenas– ha anotado que le pagó sobresueldos. Es un poco tarde para ello, los otros agraciados con sobres marrones evitan el desmentido. La prensa internacional no se contagia del desvarío de sus colegas madrileños, sino que golpea sobre la incógnita cenital. A saber, si el presidente del PP cobró en negro de su partido mientras era el ministro encargado de vigilar las incompatibilidades.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook