Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 12
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Rajoy mete mano en la caja

    En algún momento habrá que empezar a creer que Rajoy cobraba sobresueldos de dudosa procedencia. Pobre presidente del Gobierno, obligado por el mefistofélico Bárcenas a aceptar los sobres con billetes que le ofrecía siendo ministro, en flagrante contradicción con la Ley de Incompatibilidades. Un momento, ¿un destacado miembro del ejecutivo de Aznar y jerarca del PP estaba a merced de un simple contable, del que podía desprenderse de un papirotazo? Es más lícito plantearse si Bárcenas podía permitirse la licencia de negarle el dinero a Rajoy, sin que peligrara su puesto secundario en el staff .

    El escándalo en curso padece otro error de denominación. El caso Urdangarin es en realidad el caso Cristina, y el caso Bárcenas debe rebautizarse como caso Rajoy. ¿Acaso recuerda alguien el nombre del gerente de Filesa que destapó la financiación ilegal del PSOE? La narración aportada por los cuadernos de contabilidad muestra a Rajoy metiendo mano en la caja. Mientras tanto, Bárcenas y su predecesor en la tesorería del PP apuntaban meticulosos los millones de pesetas que eran encauzados desde empresarios diversos hacia el bolsillo de un ministro, que se quejaba simultáneamente de lo mal pagados que estaban los políticos españoles. La declaración de las cantidades a Hacienda es otra presunción no probada.

    Bárcenas no es el enemigo del PP, ni mucho menos de Rajoy, sino la coartada que se han buscado ambos para justificar un saqueo de fondos de dudosa procedencia. De nuevo, intente recordar los nombres de los tesoreros actuales de PP y PSOE, para convencerse de que el gerente encarcelado era un subordinado anodino que pagaba las sumas exigidas mientras se fabricaba una fortuna superlativa. En todo caso, el presidente del Gobierno debiera reclamar al facilitador de sus sobresueldos una cuota del dinero acumulado en las cuentas suizas, estos manejos no se le esconden a un socio leal. Sin Rajoy, un nombre que sintetiza a la cúpula del PP, el tesorero no se habría hecho millonario. A cambio, los políticos metían mano en la caja, y sólo presuntamente la han sacado de ahí. La responsabilidad política no prescribe.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook