Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 29
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Quiero ser ´aura manager´

    Se adentra usted en el único artículo positivo sobre Magaluf que leerá este año, pero empecemos por el principio. Yo quería ser consejero delegado, como todo el mundo. Frustrado por no alcanzar ese título, me entregué con éxito a la vida regalada. Después de treinta años de periodismo, he descubierto mi vocación tardía leyendo un artículo del Financial Times sobre el imperio de Gabriel Escarrer en Calvià Beach, nuestra expresión favorita para soslayar el M. felacional. El autor de la pieza había quedado atónito al descubrir en los hoteles de dicha marca la figura del aura manager. Tratándose del súbdito de un país con escasa imaginación, lo equiparaba a un conserje con ínfulas, pero a esas alturas ya me había desvelado mi sueño profesional.

    Quiero ser aura manager, y he buscado en la página de los hoteles ME by Meliá en qué consiste esta capacitación profesional. Según la empresa mallorquina, debe “crear experiencias personalizadas, transportando a los huéspedes desde sus rutinas diarias hacia una existencia inspiracional”. Puedo conseguir todo esto con un solo artículo, espolvoreado con media docena de insultos. De hecho, “inspiracional” es el adjetivo que utilizan los políticos mallorquines para describir mi misión. Y cuando Escarrer establece que el aura manager “combina los roles de conserje, DJ, estilista, guía turístico, confidente personal y secretario privado”, sin duda estaba calcando mi retrato robot, aunque nunca pensé que alguien pagaría por dichas cualidades.

    Mientras en Magaluf –perdón, en Calvià Beach– quede un solo aura manager, no todo está perdido. Ignoro cómo se evalúa el aura de un trabajador, aunque siempre pueden utilizarme como patrón de medida. A propósito, los ME son los mejores hoteles donde me he alojado pagando en Madrid o Barcelona. Sin embargo, una aura manager que se encargó de mi partida extravió la aureola mientras dudaba a gritos de mi eficiente tarjeta, en presencia de clientes acomodados que me miraban como si fuera delincuente o, peor, mallorquín. Aunque tal vez no he captado en su plenitud el sentido transgresor de la palabra “inspiracional”.


     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook