Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 10
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Quieres que nos veamos ahora?

    El mundo se divide entre las personas por las que dejaríamos lo que estamos haciendo para verlas en este preciso instante –son muchas menos de lo que uno sospecharía a simple vista–, y las personas que pueden esperar. Vivo rodeado de gente que hace planes a largo plazo, por lo que te convoca con días o a veces semanas de antelación. Me declaro incapaz de acomodarme a sus dotes predictivas. Si me comprometo para el próximo domingo, viviré la semana entera con una fijación obsesiva en el momento acordado. Antes buscaba excusas para rechazar la invitación dilatada, pero he aprendido de Confucio a devolverla con el reto aumentado, “¿quieres que nos veamos ahora mismo?” Yo soy el primero en quedar comprometido por una respuesta afirmativa, pero juego con la ventaja de saber que nunca se producirá.
    Todo el mundo está muy ocupado “ahora mismo”, y sería una humillación admitir el hueco en la agenda. Paradójicamente, los nuevos hallazgos de la desubicación nos permiten estar en cualquier sitio ahora mismo. Sin embargo, aceptar la cita inmediata equivale a admitir que se está ocioso, la mayor aberración de los tiempos modernos. Una vez asumida la certeza de que nadie quiere verme “ahora mismo”, colecciono las ingeniosas respuestas utilizadas para salir del aprieto y rechazar mi reto. Achacan mi precipitación a falta de convicción, cuando debiera ser al contrario.
    Un inaplazable proyecto obligaría a un artista contemporáneo a catalogar las reacciones de su batería de amistades a la pregunta “¿quieres que quedemos ahora mismo?”. Asistiría a un prodigio de inventiva. El interrogante citador tiene idéntico efecto paralizante que la célebre réplica a quienes te asaltan con propuestas geniales, “pónmelo por escrito”. Nunca lo harán. Gracias a mi estratagema, soy la única persona siempre libre de compromisos que conoces, con la capacidad nuclear de quedar ahora mismo. Si hay otra en las mismas condiciones, por ejemplo tú, has desbaratado mi coartada. Pero tengo otras, igual de convincentes.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook